Una niña con anorexia se encuentra al límite por falta de recursos públicos en Granada

La madre de la niña ha denunciado la falta de recursos en la sanidad pública andaluza

 

Tiene 21 años y tan sólo pesa 31 kilos. Éstas son las condiciones en las que se encuentra la hija de Patricia Cervera, quien ha puesto en marcha una petición a través de Internet para crear nuevas unidades especializadas en trastornos de la conducta alimentaria, que asegura es lo que realmente funciona con esta dañina enfermedad y ha conseguido ya más de 23 mil firmas.

«La ingresaban en cardiología, en endocrinología, en medicina interna... pero sin tener una atención específica como requieren estas enfermedades. Dejarlos en la calle es dejarlos morir» asegura. «Pensar en tenerla en mi casa, en su camita y despertarme por la mañana y que no respire…. Es horrible», añade entre lágrimas en su entrevista para 'Telecinco'.

Patricia ha publicado las fotografías que muestran el impactante estado de su hija con tal de hacer un llamamiento a la sanidad pública de todas las Comunidades Autónomas y que nadie deba volver a pasar por lo mismo. 

«La enfermedad es terrible, es como una especie de parásito que se apodera de ellos y no los deja vivir. No tienes el tratamiento que necesitas para seguir adelante y eso es lo que peor llevas; porque la enfermedad es muy grave. Pero si hubiera un tratamiento mi hija no sería hoy una enferma crónica»

 

La sanidad no dispone de una unidad específica de hospitalización

La madre de la niña la cual ya no responde al tratamiento ambulatorio asegura que han llegado a este extremo porque la sanidad pública andaluza no dispone de una unidad específica de hospitalización para pacientes adultos

«Voy a llegar hasta el final hasta que vea esa unidad que se abre en Andalucía, por lo menos una. No tiene sentido que en Castilla-La Mancha que son dos millones de habitantes haya dos unidades y que en Andalucía que somos más de ocho millones no haya ni una unidad», se queja.

Patricia que sólo expresa palabras de impotencia, lo único que desea es salvar la vida de su pequeña y se ha visto obligada para ello a pedir el traslado hospitalario a Ciudad Real, donde si existe esa unidad especializada en trastornos de la conducta alimentaria.

Comentarios