Investigan la muerte violenta de un joven en La Algaba (Sevilla)

Además, denuncian a un joven en Sevilla capital por conducir sin carné y triplicando la tasa de alcohol
Imagen de archivo de la Guardia Civil. | Cedida

La Policía Judicial de la Guardia Civilestá investigando la muerte violenta de un joven de unos 20 años de edad en el municipio sevillano de La Algaba.

El Instituto Armado ha explicado a Europa Press que, sobre las 2,30 horas de este sábado una vecina alertó al 112 de que veía a un joven «tirado en el suelo y herido». Por ello, una patrulla de la Guardia Civil se ha dirigido a la ubicación facilitada y ha encontrado a un joven «herido de forma violenta», que finalmente ha fallecido.

Por último, la Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rinconada se encuentra investigando las causas de este suceso. Además, se ha decretado secreto de sumario.


Por su parte, desde Emergencias 112 han explicado a Europa Press que el joven se encontraba en la zona del Aral de La Algaba, concretamente en la calle Virgen del Valle.

 

Imagen de archivo de la Policía Local de Sevilla.
Imagen de archivo de la Policía Local de Sevilla. | Twitter / @EmergenciasSev

 

Denunciado un joven en Sevilla capital por conducir sin carné y triplicando la tasa de alcohol

La Policía Local de Sevilla ha denunciado a un joven de unos 27 años que triplicó el máximo permitido de alcoholemia cuando conducía a gran velocidad,careciendo de carné desde hace nueve años.

Según ha detallado Emergencias Sevilla en una publicación de Facebook, recogida por Europa Press, los hechos se han producido a primera hora de la madrugada de este domingo, cuando una patrulla circulaba por la calle Torneo en dirección hacia calle Arjona y les adelantó a gran velocidad un vehículo, de forma que comprobaron que no sólo rebasaba los semáforos en rojo, sino que lo hacía sin la más mínima precaución.


En ese momento, comenzó una persecución, realizando este conductor un giro prohibido en la calle San Laureano, cambiando el sentido de la marcha, y continuó haciendo un trompo para acceder a la gasolinera, donde los agentes pudieron darle alcance. Una vez contactaron con él, le apreciaron claros síntomas de embriaguez.

 

 

Tras realizar la prueba de alcoholemia, el joven arrojó un resultado positivo que triplicaba el máximo nivel de alcohol permitido. A su vez, los agentes tuvieron conocimiento de que el conductor carecía de permiso de conducir por tenerlo retirado desde hace nueve años

Así las cosas, los agentes le informaron de la puesta en conocimiento judicial de todo lo sucedido, así como de la imposibilidad de seguir conduciendo, personándose en el lugar la propietaria del vehículo que se hizo cargo del mismo.




Comentarios