ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Mueren una mujer y su perro por una combustión de gases en Sevilla

La primera hipótesis apunta a que un cigarrillo habría incendiado una almohada y generado un humo tóxico
La mujer y su perro habrían fallecido a causa de una combustión de gases tóxicos provocada por un cigarrillo | Emergencias Sevilla

 

Una mujer de 60 años y su perro fallecieron este jueves al mediodía en Sevilla en lo que, según las primeras investigaciones, parece una combustión de gases tóxicos provocada por un cigarrillo. Los hechos se produjeron en el barrio de San Jerónimo sobre las 13.30 horas, cuando los servicios de emergencias fueron alertados de que una mujer no respondía a la llamada a su vivienda.

 

Hasta el inmueble, ubicado en la calle Navarra de la citada localidad, se desplazaron efectivos de Policía Local, el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento, y efectivos sanitarios. Cuando entraron en el piso, encontraron a la mujer y a su perro tumbados en un colchón y solo pudieron decretar el fallecimiento de los dos, sin que presentaran signos de violencia.

 

La muerte se pudo haber producido por una combustión de gases tóxicos

Varios vecinos alertaron de que sentían un fuerte olor a gas, por lo que un dispositivo de Bomberos inspeccionó todo el edificio mientras agentes de la Policía Local desalojaban de forma preventiva a las personas que había en el bloque de viviendas. No obstante, tras la inspección se comprobó que no había ninguna fuga.

 

De hecho, la primera hipótesis de los investigadores apunta a que el fuerte olor procedía de una acumulación de gases tóxicos que habrían acabado con la vida de la mujer y su mascota. Al parecer, un cigarrillo habría incendiado parcialmente unas fibras de la almohada que había en la cama, lo que pudo producir un humo tóxico que se fue acumulando en la habitación cerrada hasta provocar la muerte de la mujer y su perro.

 

De momento, esta teoría todavía tiene que ser confirmada por la Policía Nacional, el cuerpo policial que se hizo cargo de la investigación para esclarecer las circunstancias del caso. Además de la muerte de la mujer y el perro, dos señoras de edad avanzada también tuvieron que ser atendidas por los servicios sanitarios debido a un ataque de ansiedad cuando conocieron lo que había sucedido.