TV

✅ Estela, nueva concursante salvada de la expulsión en 'GH VIP'

Bernardo Montoya trata de demostrar su inocencia por violación solicitando unas pruebas de impotencia

EL crimen sobre Laura tuvo lugar en diciembre del pasado año
Ha solicitado las pruebas para demostrar su presunta inocencia en el delito de agresión sexual sobre Laura | España Diario

 

Pasados diez meses desde el asesinato sobre la joven Laura Luelmo en El Campillo (Huelva) y, tras el encarcelamiento de Bernardo Montoya, autor confeso del crimen, todavía siguen abiertos algunos interrogantes. De hecho, Montoya ha solicitado una prueba para poder demostrar que, como dice, sufre impotencia, lo que imposibilitaría el delito de violación que se imputó al detenido.

Así, Montoya ha salido de la prisión de Morón de la Frontera para realizarse unas pruebas que demuestren su versión. Las pruebas se han llevado a cabo en el Hospital Virgen del Rocío.

Las pruebas se llevan a cabo, con el permiso del Juzgado número 1 de Valverde del Camino (Huelva), para confirmar que Montoya sufre problemas de erección «desde el principio» y así «poder impugnar la acusación por agresión sexual que se mantiene contra él en base a la autopsia».

Rivera defiende que Montoya se someta a estas pruebas ya que «la autopsia es muy ambigua y poco concreta y si bien revela que se encontraron restos biológicos de Montoya en el cuerpo de la chica eran escasos y no se halló semen». Por estos motivos, el letrado cree que «de demostrarse se podrá desmontar esta acusación y también la de la detención ilegal».

A Montoya se le ha practicado una ecografía y queda pendiente una analítica de sangre y de orina, ya que esas prueba deben realizarse a primera hora de la mañana, por lo que será en otra jornada cuando se lleven a cabo. «Tendré que solicitarla al juzgado para que este se ponga en contacto con el Instituto de Medicina Legal y se determine cómo y cuándo realizárselas», ha dicho Rivera.

La detención de Montoya

Montoya se encuentra cumpliendo una pena privativa de libertad en prisión desde el pasado diciembre de 2018. Se le imputaron los delitos de detención ilegal, agresión sexual y asesinato.

Muy poco tiempo tras su ingreso en prisión en calidad de culpable, tan solo cuatro meses después, Miguel Rivera solicitó su puesta en libertad, tras entender que no se habían cumplido las garantías judiciales con su cliente. Rivera ha impulsado esta vía al saber que se produjo alguna anomalía en la primera declaración de Montoya, en la que se inculpa de los delitos sobre Laura Luelmo y su fallecimiento, pues no estaba conectado un cable de sonido durante su declaración.

Aun así, el juez rechazó esa petición de Montoya, pues entendió que su declaración se encuentra «válidamente documentada en soporte escrito», cosa que no ha recurrido Rivera.

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios