Bernardo Montoya acusa a su exnovia de asesinar a Laura Luelmo

Al parecer, el preso ha meditado «en sus horas de soledad» y ha decidido cambiar su versión de los hechos
Bernardo Montoya ha cambiado completamente su versión de los hechos respecto el asesinato de Laura Luelmo | Antena 3

 

El ‘caso de Laura Luelmo’ parecía haber quedado cerrado el pasado mes de diciembre con la entrada en prisión de Bernardo Montoya, el autor confeso del asesinato de la joven profesora que desapareció el 12 de diciembre en El Campillo, Huelva. Sin embargo, ahora el detenido ha cambiado su versión de los hechos.

Según han informado a través de ‘Espejo Público’ de Antena 3, Montoya ha culpado a su exnovia por el asesinato de Laura. La mujer se presentó en su casa el día de la muerte de la joven porque estaba celosa y, tal como ha asegurado el encarcelado: «Vino con un martillo y la golpeó». De esta forma el hombre ha contradicho su primera declaración en la que sí confesó ser culpable de los hechos.

Montoya cambia totalmente su versión del asesinato de Laura

Ahora, la asesina sería una antigua pareja a la que conoció alrededor del 2006. «Tras meditarlo en mis horas de soledad, he decidido cambiar de versión porque no me voy a comer el marrón de Josefa», explicó Bernardo Montoya a un funcionario de la prisión en la que se encuentra. Al parecer, la expareja se conoció en la cárcel de Puerto 3, en Cádiz, y estuvieron juntos un tiempo, pero finalmente la dejó por su adicción a las drogas, según ha confesado el hombre.

Bernardo Montoya acusa a su exnovia de ser la verdadera asesina de Laura Luelmo | Antena 3

 

Montoya ha explicado que el día en el que murió Laura, «Josefa se presentó en casa»: «Entonces Laura, una chica a la que yo no había visto nunca, salió de su casa y me preguntó por un supermercado. Yo le di las indicaciones correctamente». Sin embargo, según ha confesado, «Josefa comenzó a discutir con ella por celos» y le reprochó que «la casa de enfrente a Laura a cambio de relaciones sexuales».

Montoya acusa a su exnovia de asesinar a Laura

En su nueva versión de los hechos, «Josefa y a Laura estaban discutiendo acaloradamente y Josefa le propinó un golpe en la cara con un palo de escoba». Entonces Montoya agarró a la joven que gritaba pidiendo ayuda y «la maniató a la espalda» para llevarla al dormitorio porque no quería líos. En ese momento «Josefa entró en la habitación con un martillo que tenía guardado en una caja de herramientas y le propinó a Laura un golpe en la cabeza».

Bernardo Montoya ha confesado que «Laura seguía pidiendo ayuda entre leves quejidos y Josefa le propinó dos nuevos golpes que acabaron con su vida». A continuación, según ha contado el hombre, ambos «discutieron qué hacer con el cuerpo» y terminaron por acordar «transportarlo en el maletero del Alfa Romeo» del preso. Finalmente Josefa y Bernardo pasaron la noche en casa de la madre de la mujer.

No obstante, ‘Espejo Público’ se ha puesto en contacto con la exnovia de Bernardo y su madre para conocer su versión de los hechos. Ambas han asegurado que el hombre miente y Josefa, además, tiene pruebas para demostrar su inocencia, pues está «asistiendo a un comedor público en el que come y duerme todos los días» y hace cuatro años que no ve al hombre al que acusa de ser un «perro, asesino».

🔴 Los entresijos y las peleas de SÁLVAME en DIRECTO ¡Pincha aquí!

Comentarios