ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Bernardo Montoya escribe una extensa carta a AR: «No soy el asesino de Laura»

En la misiva, el asesino confeso de Laura Luelmo insiste que la culpable de la muerte de la joven es su ex pareja Josefa
Bernando Montoya, asesino confesp de Laura Luelmo, insiste en su inocencia culpando a su ex pareja Josefa | Telecinco

 

Bernardo Montoya continúa acaparando la atención de los medios. El asesino confeso de Laura Luelmo, al menos en su primera versión de los hechos, ha escrito una extensa carta a ‘El programa de Ana Rosa’ de Telecinco donde ha explicado el motivo por el que decidió cambiar su versión y pasar a defender su inocencia, acusando a su ex pareja Josefa.

A pesar de ello, los investigadores continúan dando credibilidad únicamente a su primera declaración en la que confesó haber rematado a Laura, profesora zamorana en El Campillo (Huelva) golpeándola con una piedra aun en el interior del maletero de su vehículo: «Vi que estaba viva y se quejaba de dolor le di con una piedra para que no sufriera».

Montoya insiste que la asesina de Laura es Josefa

Sin embargo, en la carta que ha enviado a ‘El Programa de AR’, Montoya ha insistido en su inocencia y ha explicado por qué cambió la versión de los hechos a través de una carta de ocho folios de extensión. «Presencié el trágico suceso: Josefa acabó con la vida de Laura. Hasta ahí puedo contar para no hacer daño a su familia», ha explicado.

Carta escrita por Bernardo Montoya, asesino de Laura Luelmo, para 'El Programa de Ana Rosa'   | Telecinco

 

En su momento, Montoya cambió la versión diciendo que realmente su ex pareja es la asesina de Laura, pues la mujer se presentó en su casa el día de la muerte de la joven de 26 años porque estaba celosa y la golpeó con un martillo. «Tras meditarlo en mis horas de soledad, he decidido cambiar de versión porque no me voy a comer el marrón de Josefa», explicó.

Mintió por amor a su ex pareja

Un «marrón» que, según la carta que ha escrito, se «comió» en lugar de su ex pareja «por amor». Bernardo y Josefa se conocieron en la cárcel de Puerto 3, en Cádiz, y estuvieron juntos por un tiempo en el que él le daba la mitad de su nómina, pero terminaron cortando a causa de la adición a las drogas de la mujer.

«No soy el asesino de Laura, solo lo oculté por amor a Josefa», ha insistido Montoya, acusando directamente a su ex pareja del brutal asesinato de Laura Luelmo y, además, en la carta ha adaptado los detalles para que esta nueva versión encaje con los datos que conoce de la investigación del caso. Una versión que próximamente contará ante el juez.