ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Miguel Ángel, el joven padre colombiano asesinado que intentaba ganarse la vida en Jaén

Había llegado a la ciudad hace una década donde conoció a su exmujer y madre de sus dos hijos, con la que mantenía una buena relación
Miguel Ángel López era actualmente como peluquero tras haber pasado por otros | QSD Global

 

Miguel Ángel López Restrepo era un joven más que hace años decidió dejar su país para instalarse en España para labrarse un futuro. Tras un breve paso por Canarias, este colombiano, que en el momento de ser asesinado tenía 32 años se afincó en Jaén Capital. Aunque regresó unos años a Colombia, a causa de su divorcio, ara volvía a estar en la capital jienense donde trabajaba de peluquero para poder ver con más regularidad a sus dos hijos.    

El joven se trasladó a la ciudad andaluza a principios de esta década. Fue allí donde, según recogía 'La Contra de Jaén', conoció a Claudia Taimal con quién casó y tuvo a los dos pequeños. Sus inicios fueron duros, tuvo que trabajar en un bar cerca de la universidad jienense y en la recogida de la aceituna.  Después de un breve período juntos, decidieron divorciarse y él volvió a su país. Aun así la relación entre ellos era buena. 

Seguía ejerciendo como un gran padre  

Pese a la distancia, durante sus seis años de vuelta en su país, continuó manteniendo el contacto con sus hijos y su expareja, sobretodo a través de su madre, Patricia. Era con quién Claudia se comunicaba habitualmente. Con los años, en 2017, decidió que era el momento de volver a estar más cerca de ellos. 

Regresó a Jaén donde estuvo residiendo en diferentes lugares. El último, una habitación en un piso compartido con otros migrantes en la calle Málaga del barrio de Peñamefécit. Aunque en su vuelta, llegó en situación irregular, ahora se ganaba la vida en una peluquería de la ciudad.  

Su actual relación con la madre de sus hijos era buena. A los niños, los visitaba con frecuencia y los cuidaba. El mismo día de su desaparición, la noche del 13 al 14 de octubre, llamó a Claudia para pasarlos a recoger y llevárselos a la Feria de San Lucas. El problema es que no apareció. 

Cinco detenidos por su muerte, entre ellos dos compañeros de piso

Su propia madre denunció su desaparición un mes después, el 13 de noviembre en su ciudad Pereira, y su nuera, un día después en la Comisaría de la Policía de Jaén. A todos sorprendió su desaparición y ahora, meses después, que haya aparecido muerto. Era una persona normal, sin enemigos y cuyos únicos antecedentes era con la Ley de Extranjería.

Este miércoles los agentes encargados de la investigación daban a conocer la detención de cinco personas  relacionados con su muerte, dos de ellos compañeros de piso de Miguel Ángel que habían huido a Córdoba y Jaén. Otro de los implicados ya se encuentra en prisión por un delito de malos tratos.

A la espera que la autopsia revelé las causas de su muerte, todo apunta a que murió la misma noche en que se le perdió de vista. La autopsia acabará de establecer la causa de la muerte y la policía está pendiente de tomar declaración a los arrestados para acabar de determinar el motivo del asesinato.