ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un hijo de 19 años mata a su madre en Sevilla tras regañarle por llegar tarde

La víctima y su familia nunca habían causado problemas ni tenían antecedentes penales
Fotografía de la vivienda donde han ocurrido los hechos | EspañaDiario

 

Eran las cinco y media de la mañana cuando Henry Williams Villavicencio llegaba a casa tras haber estado la noche entera de fiesta. A su vez, Joy Mariana Villavicencio Gómez, de 49 años y madre de Henry, esperaba a su hijo en casa.

Al parecer, Mariana reprochó a Henry que volviera tan tarde a casa y éste, incomprensiblemente, reaccionó tan agresivamente que acabó por matar a su propia madre a golpes. La trágica historia sucedía en el número 8 de la calle Hilarión Eslava, en Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

Cuando Henry llegó a casa, su madre le recriminó el hecho de llegar tan tarde a casa, lo que acabó por desencadenar una brutal paliza que, a la postre, acabaría con la vida de la madre. La conversación fue subiendo de tono hasta que empezó la paliza. Los vecinos aseguraron a 'El Español' que escucharon algún grito, pero tampoco algo muy exagerado que llamara la atención de manera extraña.

Varias horas más tarde, cerca de la nueve y media de la mañana, llegó la policía e iniciaron las tareas de investigación para saber qué había pasado en el interior de la vivienda. De hecho, fue el propio Henry quien condujo a los policías hasta la estancia en la que se encontraba su madre fallecida. El detenido ha ingresado en prisión como autor del crimen.

 

Henry avisó a su hermano tras matar a su madre

La calle Hilarión Eslava no es una calle muy concurrida, al contrario, se trata de una calle que no tiene salida y en la que no abundan negocios ruidosos, como podría ser un bar. Tampoco pasan muchos coches, y a pesar de ello, casi ningún vecino escuchó nada de lo que sucedía en el interior del número 8.

Eran aproximadamente las once de la mañana cuando Henry salía esposado de su domicilio. Habían transcurrido seis horas escasas desde que le había quitado la vida a su madre a base de golpes. La policía se cercioró de que había sido una paliza muy fuerte ya que la víctima presentaba diversas contusiones, varias de ellas en la cabeza.

Además, dentro de la casa había rastros de sangre y objetos esparcidos por el suelo, signo evidente de que en aquel domicilio había habido una disputa. En el momento de la detención de Henry, todavía le sangraba la mano.

Según los vecinos más cercanos a la familia, al despertarse Henry sobre las nueve y media de la mañana y, al ver lo que había pasado, decidió alertar a su hermano mediante whatsapp. El hermano mayor, que convivía con Henry, optó por avisar a la Policía Local, cuyos agentes se personaron en el domicilio y arrestaron a Henry sin que el autor confeso del crimen prestara resistencia.

 

Los servicios funerarios se llevan el cadáver de la víctima | España Diario

 

La víctima ha residido en la localidad durante los últimos 15 años

Según el reportaje publicado por 'El Español', Mariana provenía de Ecuador y, como tantas otras personas, se trasladó a España en busca de una oportunidad laboral. Trabajaba desde hacía algunos años en una empresa de ayuda a domicilio de la provincia.

El esfuerzo de Mariana obtuvo recompensa y logró establecerse de forma permanente en Alcalá de Guadaíra. Pudo traer a sus hijos y que ellos obtuvieran la doble nacionalidad. 

Según datos públicos de la Junta de Andalucía, en 2016 Mariana solicitó un programa de Solidaridad de los Andaluces para la Erradicación de la Marginación y la Desigualdad que acabó obteniendo.

No se trataba de una familia conflictiva, de hecho, ningún miembro tenía antecedentes penales. Los vecinos coincidieron en que no tenían quejas de ellos en cuanto a convivencia y que aquel era el domicilio en el que habían residido siempre.

En los últimos tiempos eran Henry y su hermano los que residían en la casa. Mariana ya no vivía allí, pero, como es lógico, pasaba mucho tiempo allí y solía dejarse ver para visitar y atender a sus hijos.  

 

El joven llegó borracho a casa

El estado de embriaguez con el que llegó Henry a casa era elevado y muchos apuntan que esa fue la razón de que una discusión acabara en un crimen parricida. Un vecino ha asegurado a 'El Español' que Henry era un joven sano y han manifestado que «Yo nunca le he visto ni un cigarro ni una cerveza en mano».

La adaptación a la zona, las costumbres o en el ámbito social nunca han supuesto un problema para la familia ni para Henry. El joven estudiaba en el Instituto Albero.

 

Los vecinos se han congregado para hacer el minuto de silencio | Guadaíra Información

 

Este miércoles, a las 12 del mediodía ondeaban a media asta las banderas del ayuntamiento de la localidad sevillana. Tal como ha recogido el portal 'Guadaíra Información', se mostró el respeto hacia la familia y la víctima realizando un minuto de silencio. En ese mismo momento prácticamente, se estaba procediendo a la reconstrucción de los hechos en la vivienda. Henry volvió a la casa en la que mató a su madre para indicar a la policía lo sucedido con más detalle.