Manoli, hallada muerta y desnuda en su casa en Cádiz, fue asfixiada por su novio, ‘el gorrilla’

La autopsia ha confirmado que la mujer no falleció por causas naturales, como se pensó en un principio
Agentes de la Policía Nacional hallaron el cadáver en la casa   | Cedida

 

El pasado 3 de junio los vecinos de Manuela, de 61 años, llamaron a los servicios de emergencias después de llevar un largo tiempo sin verla ni saber nada de ella. La situación les preocupó cuando, además, de su casa comenzó a salir un fuerte olor.

La Policía Nacional se desplazó hasta el lugar, un edificio de viviendas sociales en el que Manoli -como la llamaban sus conocidos, según ‘El Español’- vivía junto a otros 16 vecinos. Se trata de un bloque de pisos situado en San Fernando, en la provincia andaluza de Cádiz.

Una vez en el domicilio, los agentes desplazados hasta el lugar hallaron en el interior el cuerpo de un mujer, desnudo y cubierto con dos colchas. Era Manoli y llevaba muerta aproximadamente unas dos semanas.

Ya había acudido al hospital por lesiones causadas por su novio

En un primer momento, los investigadores no descartaron que la mujer hubiera muerto de forma natural, pues la causa del fallecimiento no se logró determinar.

Sin embargo, ahora, y ya con los resultados de la autopsia, se ha comprobado que fue asesinada. Su pareja, Miguel, la habría asesinado asfixiándola, llevaban juntos unos tres meses. Se investiga todavía si lo habría hecho con sus propias manos o si para ello utilizó algún objeto.

Y, al parecer, no fue la primera vez que la agredió. El pasado día 20 de abril la mujer fue al Hospital de San Carlos con una serie de lesiones, estas fueron provocadas por Miguel. Al comprobar tal información, los servicios sanitarios contactaron con la Policía Nacional, sin embargo, la mujer no quería denunciar los hechos.

Finalmente, los agentes la convencieron, aun así, no colaboró demasiado y la identificación del hombre se complicó mucho. Únicamente aportó como datos su nombre y el número de teléfono, ni una descripción ni tampoco su edad.

El hombre tenía antecedentes por violencia de género

Pese a ello, el sospechoso pudo ser identificado, tras casi un mes de pesquisas. Fue detenido el pasado 8 de julio, después de encontrar varias huellas suyas en la casa de Manoli. Al hombre se le arrestó en su casa, con sus padres.

Se le conoce como ‘el gorrilla’ y tiene dos antecedentes por delitos similares, concretamente por violencia de género. En 2008 fue denunciado por su mujer en Valladolid, y más tarde po otra chica con la que mantuvo una relación tras separarse de su esposa, esta segunda también le denunció.

Tras todos estos hechos, la jueza decretó para él prisión provisional sin fianza y desde hace dos semanas el hombre está en la cárcel, en El Puerto de Santa María.