ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La verdadera historia de Juana Rivas y su ex pareja por la custodia de sus hijos

El tribunal italiano sentencia que la mujer padece un «funcionamiento psíquico gravemente patológico asociado a una desorganización del pensamiento» y entrega la custodia exclusiva de los dos menores al padre
Juana Rivas, «manipuladora en la relación con los menores» según la justicia italiana | España Diario

 

Fin para el eterno conflicto entre Juana Rivas y su ex marido Francesco Arcuri. Un tribunal italiano ha entregado la custodia exclusiva de los dos hijos de la pareja al padre, Francesco, asegurando que Juana padece un «funcionamiento psíquico gravemente patológico asociado a una desorganización del pensamiento», según han informado desde ‘El Español’, y es «absolutamente inconsciente del daño que ha causado».

Francesco Arcuri tenía más lesiones que Juana Rivas

La lucha de Juana Rivas contra su ex marido por la custodia de sus hijos no ha cesado desde que empezó el pasado 2016, cuando las redes sociales se llenaron de mensajes contra la violencia de género y a favor de la mujer, como: «Todo mi apoyo a Juana Rivas en su lucha para proteger a sus hijos», palabras que muchos políticos españoles y asociaciones feministas secundaron, posicionándose en contra del padre que había sido condenado en 2009 a tres meses de prisión por maltratarla y una orden de alejamiento. 

Según han informado desde ‘El Mundo’, fue Francesco Arcuri quien realmente sufrió más lesiones que la propia Juana Rivas durante la pelea que mantuvieron en mayo de 2009, cuando su primer hijo contaba con solo tres años de edad. La mujer sí fue víctima de lesiones –una erosión en el hombro, otra en el antebrazo, una artritis en un dedo y cefalea–, pero también lo fue su pareja. Sin embargo, ella denunció la primera y él no denunció haber sufrido «ansiedad, un hematoma en un muslo, una erosión en la pantorrilla, otra en el cuello y un hematoma en la cadera».

La justicia italiana ha dado la custodia exclusiva de los dos hijos de Juana Rivas a su expareja | Diario Jaén
 

Tras el año y medio sin verse por la orden de alejamiento, la pareja volvió a juntarse y tuvo un segundo hijo, para finalmente Rivas volver a denunciarlo en 2016 dando inicio al ‘boom' mediático en el cual Francesco aseguró que «las únicas veces que le levantó la mano fueron para defenderse de las agresiones de ella» y que puede que la haya insultado en alguna ocasión, «pero siempre a respuesta de los insultos de ella».

Teniendo a toda la sociedad española en contra, incluidos los políticos, desde 2016, Francesco Arcuri ha compartido sus reflexiones respecto a la pesadilla que ha vivido en una entrevista con ‘El Mundo’ y ha explicado cómo le sentó que lo definieran como un «monstruo maltratador»: «Es que parece que hemos regresado a la Edad Media, cuando la Iglesia, que representaba a los ricos, te señalaba como hereje (...). Afortunadamente, hay un sistema judicial que trabaja de manera independiente».

Prisión y pérdida de la custodia de sus dos hijos

Finalmente Juana Rivas ha sido condenada a cinco años de cárcel por la Audiencia Provincial de Granada y solo el Tribunal Supremo puede impedir que se cumpla la condena. Y, además, la justicia italiana ha decidido retirarle completamente la custodia de sus dos hijos por haber incumplido varias órdenes judiciales que le exigían devolver los menores a su padre tras haberse escondido con los niños durante un mes en Granada el pasado julio de 2017 y haberlos devuelto en agosto.

Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas, tiene la custodia exclusiva de sus dos hijos | EFE

 

    Además de conceder la custodia completa de los dos menores al padre, Francesco Arcuri, con quien vivirán, el tribunal de Cagliari, Italia, también ha decidido que Juana Rivas debe someterse a cursos de tratamiento de apoyo a la maternidad y solo podrá ver a sus hijos durante las vacaciones de verano y un fin de semana cada quince días, si vive en Italia, o uno de cada cinco semanas, si vive en otro país.

    Según ha compartido ‘El Español’ tras tener acceso al fallo, el tribunal define a Juana Rivas como una mujer «con gran capacidad manipuladora en la relación con los menores», justificando su comportamiento a haber sido víctima de violencia de género, por lo que la única solución es que los menores residan con su padre, al que definen como «comprensivo y responsable». Además, la mujer incumplió el régimen de visitas nuevamente en octubre de 2018 al quedarse con sus hijos dos días más de lo estipulado.