ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Juan Román, asesino de su mujer y que se suicidó en Cortes de la Frontera, Málaga

Comandante de la Guardia Civil retirado, solía jugar cada día a las cartas y esa vez dijo que tenía que hacer un recado
Juan Román, comandante de la Guardia Civil, y Elena llevaban casi dos años casados cuando él la mató con un rifle y se suicidó | EFE

 

Los vecinos de El Colmenar, pedanía de Cortes de la Frontera (Málaga), continúan conmocionados ante la muerte de Elena y Juan Román. Este, militar retirado, era conocido como el comandante Medina y siempre se le podía ver en el bar jugando a las cartas.

Sin embargo, el pasado miércoles 17 de julio a las 12.00 horas dijo que debía hacer un recado. Volvió a casa, donde estaba su mujer y la madre de esta y entonces con un rifle mató a la primera, para después salir corriendo y suicidarse. Encontraron los cadáveres a las 13.30 horas, cuando alertaron al 112 de haber oído varios disparos.

El crimen podría ser la punta del iceberg

Elena y Juan Román estaban casados desde hacía año y medio, ambos eran del pueblo y ambos tenían hijos de relaciones anteriores, ella dos y él uno. La primera, de 47 años, había estado viviendo en Marbella, pero volvió a casa de su madre porque esta había enfermado: «Ella era de aquí, su madre se había puesto mala y estaba cuidándola. Desde entonces, no trabajaba», explica una vecina a ‘El Español’.

Juan Román tenía casi 60 años y fue comandante en el Ejército de Tierra, conocido por todo el pueblo que lo definen como «una persona completamente normal», sin embargo, que haya asesinado a su mujer y se haya suicidado los ha aturdido a todos: «¡Estamos conmocionados! No nos lo esperábamos».

Al parecer no había ninguna denuncia previa por maltratos y todos los vecinos han asegurado que el hombre parecía buena persona e incluso tenía buena fama, pero según la psicóloga Bárbara Zorrilla, especialista en violencia de género, el crimen seria la punta del iceberg: «No hay un perfil concreto, aunque la tendencia es a que sean hombres posesivos, que quieren controlar a la mujer...».