ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

José Gil, el bombero arrastrado por las aguas, era el más veterano de Antequera

Han declarado tres días de luto en Antequera
El Parque de Antequera lamenta el fallecimiento de José Gil Gutiérrez, el bombero arrastrado por las aguas el fin de semana entre Campillo y Teba. | Ayuntamiento de Antequera, Málaga.
 

Antequera no se repone de la pérdida de José Gil, el bombero que fue arrastrado por las aguas el sábado en la noche en una carretera entre Campillos y Teba, cuando prestaba sus servicios de rescate.

Estaba en el Parque de Antequera cuando salió con dos compañeros a atender la emergencia causada por las fuertes lluvias este fin de semana en el sur de España pero pocos minutos después fue sorprendido por una riada que lo sacó del vehículo y lo arrastró 7 kilómetros.

Hoy, cuando la provincia de Málaga se repone por las pérdidas y daños materiales sufridos por el temporal, también afrontan la tristeza por el fallecimiento del bombero más veterano de Antequera, José Gil.

Quien fue el bombero atrapado por el temporal en Málaga

José Gil, de 43 y con familia en la comarca de la Serranía de Ronda, fue el bombero que falleció el sábado en la noche al ser arrastrado por una riada, en el cumplimiento de sus servicios como rescatista.

Es recordado como el primer bombero que entró al Parque de Antequera y su número 001, en su taquilla como en su identificación como profesional, así lo confirmaban. Había comenzado su carrera en los retenes de Antequera la década del 90 y con el tiempo entró a formar parte del Consorcio Provincial de Bomberos.

Aunque fue cabo y luego sargento, siempre evadió su rol de jefe y según sus amigos, no le gustaba mandar «lo suyo era estar en el tajo… el agua no se lo ha llevado por impulso o un error, era una persona que sabía lo que hacía», ha dicho uno de sus amigos, según el ‘ABC de Sevilla’.

Su ausencia la sentirán no solo sus compañeros, quienes lo recordarán como un hombre siempre dispuesto a trabajar, con entusiasmo y pensando siempre en ayudar a los demás. También lo lloran su mujer y sus dos hijos, quienes han sido arropados por el cariño de sus vecinos y amigos durante los momentos recientes a la tragedia.

La muerte del bombero de Antequera

El sábado en la noche el Parque de Antequera recibió el aviso de emergencia por las fuertes lluvias que azotaban a la provincia de Málaga. Salió muy pronto, conduciendo, junto a otros dos compañeros, pero minutos después fueron sorprendidos por una riada que golpeó el camión de forma lateral.

Sus compañeros, como pudieron, se agarraron de alguna parte de la cabina del vehículo para salvar sus vidas, pero José Gil no pudo y fue expulsado y luego arrastrado por el torrente, que alcanzaba a cubrir el vehículo.

El domingo 21 de octubre, a las 10.00 horas, fue hallado su cuerpo sin vida, a 7 kilómetros de donde sus compañeros lo vieron por última vez. Por su muerte, el municipio ha declarado tres días de duelo.