ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Jessica McClure cayó a un pozo y fue rescatada con vida a las 58 horas

Otros niños como Julen han quedado atrapados durante días y han podido ser rescatados, por lo que nunca debe perderse la esperanza
Continúa el rescate de Julen del pozo, mientras todo el mundo intenta no perder la esperanza | EFE

 

El tiempo corre en contra y cuantas más horas pasan, más se teme por la vida del pequeño Julen. Toda España está pendiente de los avances en la operación de rescate del menor que este domingo cayó en un pozo de Totalán, Málaga. Actualmente existen varias dificultades que provocan más tensión, como los corrimientos de tierra que podrían alargar hasta cuatro días el rescate, pero nunca hay que perder la esperanza.

Como tampoco la perdieron los padres de Jessica McClure, una historia que han rescatado en ‘ABC’. Un 14 de octubre de hace 30 años, la pequeña de poco más de 18 meses estaba jugando con otros niños en el patio de la casa de un familiar, en Estados Unidos, cuando cayó a un pozo de agua abandonado y pasó en él 58 horas hasta que pudo ser rescatada con vida.

La pequeña Jessica cayó en un pozo de agua abandonado

El bebé estaba bajo la vigilancia de su madre, de 17 años, pero esta tuvo que entrar en casa para atender una llamada y la pequeña se quedó sin supervisión, hasta que los gritos de los otros niños alertaron los adultos que salieron a ver qué pasaba. Nunca supieron cómo la niña terminó tropezando con el pozo y cayendo en él.

Jessica quedó atrapada en el agujero de 20 centímetros después de resbalar unos siete metros por debajo de la superficie. La familia aseguró en su día que el agujero estaba tapado con una piedra enorme, pero aun y así la pequeña cayó en el pozo y se convirtió en uno de los primeros casos televisados que tuvo un gran impacto en la sociedad estadounidense, incluso el presidente Reagan afirmó que todos en América fueron padrinos de la pequeña Jessica.

El bebé pasó 58 horas atrapada en el pozo

En un primer momento creyeron que sería fácil rescatarla, pues se escuchaban los quejidos de la niña y pensaban que en cuestión de minutos la liberarían. Nada más lejos de la realidad. El plan era sencillo y similar al del rescate de Julen: perforar un pozo vertical y luego otro horizontal hasta donde estuviese la niña.

En cuestión de unas horas el pozo paralelo estuvo listo, pero tardaron mucho más en excavar el horizontal pues los martillos perforadores no estaban diseñados para esa tarea y, por si fuera poco, los trabajadores acabaron topándose con roca dura. Finalmente 45 horas después de que Jessica cayera en el pozo, lograron llegar a ella.

Jessica McClure pasó 58 horas en un pozo de agua abandonado | Facebook

Robert, el héroe que sufrió estrés postraumático

El encargado de rescatar a la pequeña fue Robert O’Donnell, bajo la opresión de toneladas de piedra e intentando superar la claustrofobia, logró llegar hasta la niña y sacarla a la superficie, con gangrena en un pie y deshidratada, pero con vida.

El hombre fue héroe nacional aunque sufrió estrés postraumático por el rescate y se suicidó en 1995. Jessica creció con normalidad, sin recordar nada y a los 25 años pudo acceder al fondo que se creó para ayudarla: 1.200.000 dólares que la crisis del 2008 dejó en 800.000 con los que compró una casa y formó su propia familia. Una gran noticia por lo que no hay que perder la esperanza con el pequeño Julen.