Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Investigan supuestos malos tratos a un bebé de nueve meses, en Jaén

El pequeño podría haber sido víctima de agresiones por parte de sus padres, hecho que investiga la Guardia Civil
La Guardia Civil investiga si el pequeño, de nueve meses, fue víctima de maltratos | Getty Images

 

La Guardia Civil ha iniciado una investigación para saber si un bebé de Jaén está siendo víctima de malos tratos. El pequeño, de solo nueve meses de edad, presentaba un visible hematoma en la cara y los agentes intentan determinar cómo se lo hizo, y como consecuencia, si fue un accidente o una agresión.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes en una vivienda de El Cerro de La Carolina, tal como explica ‘DiarioJaén’. La Guardia Civil recibió una llamada de  una mujer, en la que alertaba que estaba sufriendo una agresión física por parte de su esposo. Por ello, una patrulla se desplazó hasta su casa, pero una vez allí, la supuesta víctima aseguró que todo estaba en orden y que no había pasado nada.

Los agentes se dieron cuenta que tanto la supuesta víctima como su marido se podrían encontrar bajo los efectos del alcohol e incluso de alguna sustancia estupefaciente. Además se percataron que el pequeño, de nueve meses, tenía un hematoma en el rostro. Los padres aseguraron que el pequeño se había hecho la herida de manera accidental, después de sufrir una caída.


  • ATENCIÓN: Nuevo servicio de España Diario a sus lectores. Ahora te enviamos las noticias de tu provincia o ciudad, totalmente gratis al móvil. ¡Haz clic aquí y pruébalo!

 

El pequeño podría haber sido víctima de maltratos

Con todo ello, los guardias civiles no quedaron convencidos y comunicaron lo sucedido al Juzgado de Instrucción número 1 de La Carolina. El magistrado abrió una diligencia y encargó un informe a los forenses del Instituto de Medicina Legal para intentar determinar como se produjo el hematoma.

Por otro lado, también se investiga un supuesto caso de violencia de género. Además los dos progenitores fueron interrogados en calidad de imputados. El Juzgado dio cuenta de los hechos a la Junta de Andalucía, la administración que tiene competencias en protección de menores.