Herido de gravedad un hombre que disparó contra agentes de la Guardia Civil en Alhaurín el Grande (Málaga)

Los agentes llevaban a cabo el registro de varias viviendas de la zona
El hombre disparó en primer lugar a los agentes | España Diario

 

Un hombre resultó herido de bala este pasado miércoles, 4 de septiembre, durante el registro de varios domicilios en la localidad malagueña de Alhaurín el Grande. Agentes de la Guardia Civil que estaban realizando los registros fueron recibidos con disparos, a lo cual tuvieron que defenderse, momento en el que el hombre recibió la herida de bala.

El hombre se encuentra estable según han informado fuentes sanitarias. El herido está pendiente de evolución y tiene aplicado un sistema de respiración mecánica. La intervención médica se realizó el mismo miércoles, debido a las heridas que presentaba en las extremidades y el tronco.

Así, en uno de esos registros, con el grupo de apoyo del Grupo de Acción Rural (GAR), los agentes fueron recibidos con disparos de arma de fuego, en concreto de pistolas de nueve milímetros, y tuvieron que repeler los disparos, resultando herido este hombre.

En estado grave un padre y su hijo tras un tiroteo en Almería

El pasado martes, 3 de septiembre, se llevó a cabo un tiroteo en La Cañada de San Urbano (Almería). Tuvo lugar por la tarde y a causa del tiroteo dos hombres, padre e hijo, acabaron heridos por arma de fuego.

Las emergencias que llegaron al lugar trasladaron a los dos varones al Hospital de Alta Resolución El Toyo, para posteriormente trasladarlos al Hospital Universitario Torrecárdenas, pues tiene mejores equipos para tratar las heridas que presentaban el padre y el hijo.

Patrick, el camamero que murió ahogado en un casting porno en una mansión de Sevilla

Si algo no esperaba Patrick cuando se dirigió al número 10 de la calle Tartessos de Mairena del Aljarafe, en Sevilla, seguramente es que acabaría perdiendo su vida en un trágico accidente. Este joven nigeriano de 26 años tuvo la mala suerte de morir ahogado en un piscina después de participar en un casting de actores porno que tuvo lugar en el enorme chalet situada en esa dirección. 

Su única intención acudiendo al rodaje era ganarse unos ingresos extras. Llegado desde Lagos, la capital nigeriana, sobrevivía des de abril a duras penas con su sueldo como camarero en un restaurante de la calle Ximénez de Enciso de Sevilla, según publicaba 'El Español'.