Francisco, la lujosa vida del panadero sevillano que ganó el Euromillones

El joven tiene ahora una vida muy diferente y llena de lujos que la que tenía el año 2011
Francisco ganó 121 millones de euros en el año 2011 | Cedida

 

El 3 de mayo de 2011 Francisco Manuel Delgado Rodríguez, un panadero de Pilas, Sevilla, tuvo la gran suerte de ganar el bote de Euromillones, consiguiendo 121 millones de euros. Después de esto, sé hecho novia, cerró su tradicional panadería, se fue del pueblo y comenzó a disfrutar del dinero. Según informa ‘El Español’, Francisco, que ahora tiene 36 años, siempre se preocupó por su padre —enfermo del corazón—, por su suegro —con problemas de huesos— y por sus hermanas. Toda la familia se benefició del gran premio y al revés de lo que suele suceder, Francisco es más rico ahora que antes.

De panadero a millonario

Francisco vivía en Pilas, un pueblo de poco más de 13.000 habitantes donde todos ellos se conocen. Él regentaba la panadería familiar y cada día iba a todos los establecimientos del pueblo con su Vespa o furgoneta Berlingo para repartir el pan. Pero su vida cambió cuando acertó los cinco números y las dos estrellas del boleto de euromillones. Él fue la excepción que confirma la regla, ya que hay una posibilidad de 0,000000013 de acertar la primera categoría.

El lunes siguiente cerró la panadería familiar y empezó una nueva vida. Ahora, tiene un dúplex cerca de la catedral de Sevilla. Además ha formalizado su relación con Rosario, quien trabajaba limpiando varias casas entre Pilas y su pueblo natal, Villamanrique. Su relación se formalizó a partir de mayo de 2011 y tuvieron un hijo. 

 

Francisco siempre cuidó de su familia y tubo presente sus orígenes en Pilas | Cedida

 

Algunos de los lujos de Francisco

Aparte de su dúplex, el ganador del Euromillones se hizo construir, según el medio antes citado, una vivienda a las afueras de Pilas con piscina, cientos de metros cuadrados y cámaras de vigilancia por todos lados. Tras ganar el premio, Francisco y su mujer se fueron de viaje a Nueva York y se hospedaron en un céntrico hotel a dos pasos de Central Park, el cual costaba 700 euros por noche. También se compró un Porsche Cayenne y una moto BMW de alta gama.

Además, los padres de Francisco disfrutaban de una cantidad mensual de 6.000 euros para ellos. También se sabe que el padre de Francisco pasó los días que le quedaban de vida recorriendo las plazas de toros de la geografía española.

Dos años más tarde, Francisco tenía en su cuenta bancaria 75,4 millones divididos en tres sociedades de inversión de capital variables. Las tres empresas tienen un capital de más de 90 millones de euros. Además, el dinero está depositado en el Banco Santander, la misma entidad en la que el sevillano confió cuando ganó el premio, y mucho de ese dinero depositado se convirtió en bonos del Estado.

Algunos vecinos de Pilas aseguran que el joven se desvive por su familia y siempre ha cuidado de sus padres y hermanas, ayudando económicamente y en todo lo posible a sus familiares. De esta manera, sus hermanas aparecen como consejeras en tres de sus sociedades, el joven se ha asegurado que ellas y su madre tenga buenas casas e incluso lleva su suegro a los mejores médicos, debido a que sufre problemas de hueso, según una vecina de Pilas, quien concluye que «el dinero no se le ha subido a la cabeza».