ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La fotografía que demuestra que Julen estaba en la finca de Totalán

La Guardia Civil también ha desarrollado una recreación de cómo sucedieron los hechos
José, el padre de Julen, en una imagen de archivo | Cedida

 

A medida que avanzan los días, aparecen nuevos detalles y más información sobre el rescate de Julen, el pequeño de dos años de edad que se encuentra atrapado en un pozo ilegal, localizado en una finca malagueña, concretamente ubicada en el municipio de Totalán.

El último detalle recopilado se ha convertido también en uno de los que contiene más valor para la investigación. Una fotografía del niño, difundida por ‘El Mundo’, representa la prueba evidente de que el pequeño Julen sí se encontraba próximo a la zona en la que quedó atrapado durante ese trágico día.

ATENCIÓN: Te mandamos todas las últimas horas del caso Julen, operativo de rescate, declaraciones de los padres e investigación de la Guardia Civil, gratis al móvil.  Haz clic aquí para mantenerte informado al minuto

 

En la imagen, aparece el gran protagonista de las últimas jornadas, vistiendo un chándal de color rojo y azul marino. Sin embargo, el detalle más importante de la instantánea es la bolsa de patatas que porta el pequeño en las manos, la misma que encontró la Guardia Civil en la inmediaciones del pozo en el que quedó atrapado.

 

Imagen del pequeño Julen | El Mundo

 

La reconstrucción de los hechos

Mediante un sinfín de entrevistas y toma de declaraciones por parte de la Guardia Civil a los padres y familiares del pequeño Julen, se ha podido acceder a una hipotética reconstrucción de los hechos que serviría para comprender cómo y qué fue lo que sucedió hace apenas una semana.

 

    Cuando el reloj marcaba las 14.00 horas del domingo, 13 de enero, la familia de Julen se encontraba reunida y dispuesta a disfrutar de una paella en una finca sin urbanizar, donde se estaban desarrollando paralelamente una serie de obras, ajenas a los allegados.

    Durante la preparación de la misma, la madre era quien estaba pendiente de Julen. Sin embargo, una llamada telefónica hizo que dejara al pequeño a cargo de José, su padre, quien se mantuvo atento al pequeño, aunque también permaneció como responsable de preparar el arroz.

     

    Lo perdió de vista un instante

    En un momento dado, el fuego de la paella necesitaba ser avivado, por lo que José se distrajo apenas unos segundos en los que Julen se alejó trágicamente de su progenitor. El pequeño salió corriendo y cuando su padre alzó la mirada para observarlo, solamente vio como caída por un pozo ilegal.

    Fue entonces cuando comenzaron las tareas del operativo de rescate para poder sacar al Julen del pozo que se encuentra atrapado. Una semana después, todavía nos preguntamos qué sucedió, mientras no encontramos la manera de cómo arreglarlo.