La familia de la 3a víctima mortal por listeriosis:«Que mi madre ha muerto por patologías no se lo cree nadie»

Una de sus hijas, María, denuncia negligencias y anuncia acciones legales
La familia de la tercera víctima mortal por el brote de listeriosis denuncia negligencias | Europa Press

 

«Que mi madre haya muerto por patologías previas no se lo cree nadie». Son las palabras de María, una de las hijas de Francisca, la mujer de 74 años que perdió la vida este martes y se convirtió en la tercera víctima mortal del brote de listeriosis que se inició en Andalucía. El brote, que ya ha traspasado las fronteras de la comunidad, lleva ya 196 casos y tres muertos.

La familia de Francisca tiene clarísimo que la mujer murió única y exclusivamente a causa de la listeriosis. Se niegan a aceptar lo que la ministra de Sanidad anunció, quien afirmó que se trataba de una víctima «con patologías previas». Aseguran que Francisca tenía algunos problemas, como arritmia o anemia, pero que no sufría por nada extraordinario en una persona de su edad.

El mismo día empezó a notar los efectos

Hasta este martes, Francisca estaba bajo seguimiento médico y todo parecía controlado. Su hija María explica que su destino se torció el día que compraron una pieza de carne mechada de La Mechá. Eran consumidores habituales y ese día Francisca fue la que comió más carne. Según cuentan, ese mismo día ya empezó a notar los efectos.

Explican que, sin tener ni idea de que la bacteria ya se encontraba en el cuerpo de su madre, el lunes fueron al médico. «Teníamos cita para una analítica y la médico le mandó una transfusión». Ese mismo día, la dejaron en observación con problemas de coordinación en el habla, y al día siguiente le diagnosticaron un posible ictus, que finalmente dio negativo.

Fue pocas horas antes de que la mujer falleciera cuando llamaron a su casa los servicios de Epidemiología. Tenían claro lo que querían preguntar: si la mujer había consumido carne mechada en los últimos días, y más concretamente de la marca La Mechá. Con las lágrimas en los ojos, María cuenta en 'El Mundo' que «empezó a empeorar, dejó de respirar, la intubaron y cogió una neumonía».

«Solo quiero justicia porque a mi madre no me la devuelve nadie»

Tanto María como sus hermanos están contentos con la atención médica que recibió su madre, pero no se explican que le atribuyeran patologías previas. Tienen claro que van a emprender acciones legales. «No quiero perjudicar a nadie, solo quiero justicia porque a mi madre no me la devuelve nadie», sentencia María.