ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una enfermera salva la vida de un bebé que se asfixiaba con un plástico en plena calle, Málaga

Le ha practicado la maniobra de Heimlich
La enfermera le ha practicado una maniobra aplicable a bebés lactantes | España Diario

 

Este miércoles, 3 de abril, un bebé ha vuelto a nacer. Todo ha ocurrido gracias a las maniobras de primeros auxilios que una enfermera ha aplicado a un bebé que se estaba ahogando. Tras practicarle la maniobra de Heimlich, el pequeño ha podido expulsar de su garganta el trozo de plástico que obstruía su respiración. Ha ocurrido en Antequera (Málaga).

Todo transcurría como cualquier jornada normal, muchos coches y muchas personas se aglutinaban a primeras horas del día en la Plaza de las Descalzas de Antequera, pues hay varios centros educativos de la localidad malagueña. Pero este miércoles ha ocurrido algo que no es habitual, un coche se precipitaba sobre la acera saliendo la madre del interior del vehículo, muy nerviosa, alertando de que su hijo se estaba atragantando.

Elena ha tomado las riendas de la situación

En ese momento Elena Becerra, enfermera de profesión, se encontraba subiendo por la calle en la que ha parado la madre en la acera. Elena acababa de dejar a sus hijos en el colegio y tras ver la situación se acercó a ver qué pasaba.

Elena vio «una mamá ansiosa con un bebé, diciendo que se estaba atragantando, por lo que me crucé de acera y le cogí la criatura, en algo que es instintivo en un profesional sanitario como es mi caso tras tantos años en Urgencias y en la ambulancia», relataba el medio 'Diario Sur'.

Las asistencias se encontraban en camino cuando el bebé ha expulsado el trozo de plástico | España Diario

 

Elena ha explicado el motivo del uso de la maniobra de Heimlich y no de otra ya que: «al ser un bebé lactante, es la que hay que practicarle porque tenemos que diferenciar entre niños mayores de un año o adultos, y bebés lactantes. Los más pequeños no pueden toser, por lo que hay que ayudarle para que expulse ese cuerpo extraño de su organismo».

En esos momentos, la Policía Local había llamado a una ambulancia, tras ver que el bebé seguía en peligro. Elena explica que «Yo seguí realizando la maniobra, la realicé como unas 4 ó 5 veces, cada vez que le hacía el barrido en la boca no sacaba nada, y en la última de las veces, la madre se dio cuenta y dijo que lo había echado. Miramos al suelo y había un trozo de plástico».

Elena ha salvado la vida del pequeño gracias al trabajo que desempeña en su ámbito laboral: «Es fácil decirlo ahora, pero lo primero y más importante es mantener la calma, aunque es lo más difícil en esta situación, de hecho la madre es enfermera también como yo y la madre es madre lo primero, como a mí me hubiera pasado con mis tres hijas. Es complicado mantener la calma cuando te toca a ti» comentaba la practicante.