Dos detenidos por tráfico de droga en Cádiz

Uno de los arrestados llegó a enfrentarse con los agentes de la Policía Nacional con un cuchillo
Imagen de archivo de una detención de la Policía Nacional | Policía Nacional

 

La Policía Nacional ha detenido en Cádiz a dos presuntos autores de un delito contra la salud pública, de los que uno de ellos tenía montado en su vivienda, en el Cerro del Moro, un punto de venta de drogas. En el momento de la intenvención el investigado se enfrentó con violencia con los agentes, a los que amenazó y agredió con un cuchillo de grandes dimensiones. Por su parte, el juzgado ha decretado su ingreso en prisión.

Según ha explicado la Policía en una nota, en los registros practicados se han intervenido un total de 909 gramos de hachís 1,538,35 euros, una balanza de precisión, dos teléfonos móviles, utensilios para la manipulación y corte de la sustancia estupefaciente y una pequeña cantidad de tabaco de contrabando.

Asimismo, ha señalado que dentro de las continuas vigilancias que diariamente se llevan a cabo en el barrio del Cerro del Moro, sobre determinadas personas y puntos de venta de sustancias estupefacientes, en la noche del lunes día 18 de febrero se procedió a la interceptación de un hombre de 31 años de edad cuando salía de un determinado inmueble de dicha barriada.

Vigilaban a sus clientes

Así, en el cacheo realizado le intervinieron un total de 482 gramos de hachís, distribuidos en tres placas y media, siete bellotas y numerosos trozos más pequeños de la citada sustancia estupefaciente, que guardaba entre sus ropas. Por ello, los agentes procedieron a su detención.

No obstante, continuando con las investigaciones, los agentes pudieron determinar que esta persona se había aprovisionado de dichas sustancias estupefacientes en una vivienda de la Avenida Lacave, siendo su proveedor un individuo de 50 años de edad, conocido por el apodo de 'El Pilo', que carecía de antecedentes policiales.

Por tal motivo en los días posteriores se establecieron dispositivos de vigilancia sobre dicho domicilio y comprobaron que al mismo acudían personas de diferentes edades con el fin de proveerse de pequeñas cantidades de hachís. A uno de los compradores se le intervino un pequeño trozo de hachís tras haber entrado en el domicilio del investigado.

Una orden de registro

Ante la certeza de que en el citado domicilio de la Avenida Lacave se guardaban sustancias estupefacientes, utensilios para su manipulación y dinero fruto de dicha actividad ilícita, los agentes procedieron a solicitar del Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz, en funciones de guardia, el oportuno mandamiento de entrada y registro, llevándose acabo el jueves día 21 de febrero.

Según ha explicado la Policía, en el momento en que dos policías llamaron a la puerta de su vivienda, el citado abrió y al darse cuenta de que se iba a llevar a cabo un registro y con el fin de impedir la entrada policial les hizo frente con un cuchillo de unos 22 centímetros de hoja, con el que en esos mismos momentos se encontraba trozeando una placa de hachís en la mesa del salón.

Esto provocó que en el mismo dintel de la puerta hubiera un violento forcejeo entre el detenido y los dos policías, siendo finalmente reducido e inmovilizado, teniendo que ser atendidos posteriormente por los servicios sanitarios tanto el detenido como los policías intervinientes.

En el interior de la vivienda fueron intervenidos un total de 427 gramos de hachís, distribuidos en una placa, 28 bellotas y numerosos trozos ya preparados para su inmediata distribución, así como un total de 1.538,35 euros, una balanza de precisión, dos teléfonos móviles, utensilios para la manipulación y corte de la sustancia estupefaciente, y una pequeña cantidad de tabaco de contrabando.

Tras ser detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública y otro de atentado a agentes de la autoridad, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, cuyo titular decretó su inmediato ingreso en prisión.

Comentarios