Detienen a dos hombres que se peleaban con un hacha, en Jaén

Los hombres son de origen gambiano y senegalés
Imagen de archivo de la Policía Local de Jaen. | Wikimedia @Kordas
 

La Policía Local de Jaén ha detenido a K.S., de 33 años, y a N.K., de 28 años, por protagonizar supuestamente una pelea cerca del pabellón deportivo La Salobreja, donde se atacaron con un hacha.

En un comunicado, el Ayuntamiento ha detallado que los hechos en los que los individuos se causaron lesiones de cierta consideración se produjeron sobre las 13.00 horas del domingo, en la carretera de la Guardia, en las inmediaciones de las mencionadas instalaciones deportivas.

A este lugar llegó una patrulla de la Policía Local y otra de la Policía Nacional, al recibirse en sus centros operativos varias llamadas telefónicas realizadas por ciudadanos que alertaban de una pelea entre dos hombres.

Ambos ya han pasado a disposición de la Autoridad Judicial y se les imputa un presunto delito de amenazas y lesiones. A uno de ellos se le intervino además una pequeña bolsa de plástico con sustancia vegetal psicotrópica, por lo que se le fue extendida un acta por infracción administrativa a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana.

Dos hombres se pelean con un hacha en Jaén

El Consistorio ha destacado que la proximidad de la Jefatura de la Policía Local e «inmediatez» de la actuación de las patrullas fue «determinante» para que el suceso no revistiera consecuencias de mayor gravedad.

Tras poner fin a la pelea, los agentes identificaron y detuvieron a K.S., de nacionalidad gambiana, y a N.K., senegalés, y ambos con permiso de residencia en España, aunque sin domicilio conocido al encontrarse como transeúntes en Jaén.

La pelea, según ha añadido, se originó por una discusión sobre la pertenencia de un teléfono móvil que ambos individuos utilizaban, profiriéndose insultos y amenazas hasta llegar a la agresión física y uso de un hacha, que se arrebataron entre sí para atacarse mutuamente.

El arma en cuestión fue intervenida y los detenidos fueron conducidos a distintos centros hospitalarios de la capital, donde recibieron asistencia médica sin llegar a ser hospitalizados por las lesiones recibidas, básicamente erosiones, contusiones y varias heridas abiertas sangrantes, uno de ellos en pecho y antebrazo, y el otro en espalda y manos.