ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Cuatro jóvenes y un menor acusados de matar a un hombre de un disparo en la cabeza en Almería

La investigación se inició tras la denuncia del hermano del fallecido, el cual pudo haber simulado pertenecer a los cuerpos de autoridad del estado
Los detenidos son acusados, además, por elaboración de drogas. | Guardia Civil

 

Cuatro jóvenes y un menor de edad han sido detenidos por la Guardia Civil tras ser acusados de haber matado a un hombre de un disparo en la cabeza con una escopeta de caza y haber ocultado su cuerpo. Los hechos tuvieron lugar en Paterna del Río, Almería, el pasado 12 de octubre.

El cuerpo fue escondido en una cuneta cercana a la vivienda alquilada en la que se cometió el crimen. Supuestamente, el hombre asesinado habría entrado en la casa para asaltar una plantación de marihuana, la cual era custodiada por los jóvenes. Los agentes tan solo pudieron hallar en la vivienda restos de plantas y utensilios para el cultivo, sin que se diera con toda la plantación.  

Según la investigación, los arrestados se habrían deshecho del cuerpo del hombre abatido arrojándolo por un terraplén. Además, limpiaron la escena del crimen con productos como lejía y amoníaco. Deducen, también, que se habrían deshecho de la marihuana. Los jóvenes están acusados de homicidio doloso, tenencia ilícita de armas, cultivo y elaboración de drogas, delitos contra la salud pública, defraudación de suministro eléctrico y encubrimiento.

Al cargo de la investigación quedó el Juzgado de Instrucción número 1 de Berja (Almería). Se decretó el ingreso en prisión de los dos primeros detenidos, entre los que se encuentra el autor del mortal disparo, y desde la Fiscalía de Menores se ordenó el internamiento preventivo del menor implicado. Estas detenciones se realizaron pocos días después de que se cometiera el crimen

Las detenciones del resto de los implicados en el crimen tuvieron lugar en los municipios de El Ejido y Berja, localidades en las que estaban escondidos los miembros implicados entre sus familiares y amigos. El caso sigue bajo secreto de sumario renovado el 14 de noviembre, según fuentes jurídicas. El 8 de noviembre fue cuando el último miembro implicado entró en prisión. Las edades de los agresores están comprendidas entre los 17 y 30 años.

 

El hermano del fallecido denunció su desparación al poco

La investigación se inició a partir de una denuncia interpuesta por el hermano de la víctima, de origen marroquí, en la que alegaba que no tenía noticias suyas desde hacía varios días. En ese momento, se inició la operación «Primales».

 

Los jóvenes fueron detenidos pocos días después del crimen | España Diario

 

Tras entender que, bajo los datos que tenían, se trataba de una desaparición catalogada como «alto riesgo», los agentes iniciaron las investigaciones con el círculo social cercano de la víctima. Estas averiguaciones permitieron a los agentes tener la posibilidad de ubicar al desaparecido en la vivienda en la que pasó el crimen pocas noches atrás.

Cuando llegaron a la vivienda, los agentes pudieron comprobar que había indicios de restos de sangre, una postra de cartuchería de una escopeta de caza e indicios de que dicho inmueble se había utilizado para la plantación de marihuana en el interior.

 

La víctima pudo haber simulado ser agente de la autoridad

La investigación que se maneja, por el momento, indica que el fallecido recibió el disparo en el salón de la vivienda y que dicho disparo lo habría ejecutado un joven de 23 años que responde a las iniciales R.O.B. Uno de los implicados, el hermano menor del presunto autor del disparo, también se ha acreditado el crimen, con lo que ahora se pretende determinar a ciencia cierta quién disparó el arma.

Existe la posibilidad de que el fallecido no acudiera a la vivienda solo. Se piensa que el hombre se hizo pasar por agente policial para asustar y ahuyentar a los posibles moradores de la vivienda. Los investigadores han abierto esta posibilidad ya que el fallecido llevaba puesto un chaleco reflectante de la Guardia Civil cuando se encontró el cadáver.

 

La Guardia Civil realizó batidas de inspección para localizar el cuerpo y la totalidad de la droga. | España Diario

 

Pasaron dos días hasta que un helicóptero de la Guardia Civil localizó el cuerpo sin vida del fallecido en una cuneta, junto a la carretera AL-5402. La localización es muy próxima a este pueblo de aproximadamente 300 habitantes, con lo que el cuerpo se trasladó al IML (Instituto de Medicina Legal) para que se llevara a cabo la autopsia.

Los cuerpos de seguridad habían organizado una batida de inspeccionamiento del terreno cercano muy dotada. En ella participaban medios aéreos, motocicletas todoterreno y agentes a pie para tratar de localizar el cuerpo y la plantación de estupefacientes, lo que se considera el principal móvil del crimen. Los siguientes arrestados fueron J.M.F.B., de 23 años, J.M.O.B, de 18 y J.A.V.F., de 30 años, y un menor de 17, todos ellos de nacionalidad española.  

La hipótesis que baraja la investigación es que los detenidos custodiaban una gran plantación de marihuana y que este hombre intentó robarla. Las bases de dicha hipótesis se argumentan en lo que se encontró en la vivienda. La investigación se ha mantenido abierta hasta el día 29 de noviembre para intentar encontrar la droga.