Detenido un hombre por matar a una mujer de 77 años en Jerez de la Frontera

De momento se desconoce si existe un vínculo entre la víctima y el arrestado
Agentes de la Poliicía Nacional lo han detenido en el barrio de San Telmo | Europa Press

 

La Policía Nacional ha detenido a un hombre en Jerez de la Frontera (Cádiz) presuntamente vinculado con la muerte de una mujer de 77 años, cuyo cadáver fue hallado en su casa de la barriada de San Telmo, han confirmado a EFE fuentes próximas a la investigación.

El cuerpo de la mujer fue hallado el pasado jueves y en un principio se pensó que había fallecido por causas naturales. Posteriormente la autopsia reveló que se había tratado de un homicidio, por lo que la Policía emprendió una investigación.

  

  

pesquisas, que se realizan bajo secreto de sumario

A prisión por intentar matar a un joven con un arma blanca en Jerez

La Policía Nacional ha detenido en Jerez de la Frontera (Cádiz) a un hombre de 24 años como presunto responsable de un delito de quebrantamiento de condena, un delito de tenencia ilícita de armas, robo con violencia y lesiones.

El detenido está acusado de agredir a otro joven con un arma blanca de grandes dimensiones, estando cerca de seccionarle una de sus manos a la altura de la muñeca. Por ello, tenía una orden de ingreso en prisión preventiva, por lo que ha ingresado en un centro penitenciario.

Además, según ha señalado la Policía Nacional en una nota, el joven tenía dictada una orden de prisión por eludir la acción de la justicia para cumplir un pena privativa de libertad a la que fue condenado por la Audiencia Provincial como autor de dos robos con violencia y lesiones.

El joven se encontraba en busca y captura desde que se sustrajo de la acción de la justicia al ser sentenciado por la Audiencia Provincial de Cádiz a más de seis años de prisión por un delito de lesiones graves, así como al ser dictada de forma simultánea su ingreso en un centro penitenciario al ser presuntamente el autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

El detenido permanecía huido de la justicia desde hacía 25 meses, viviendo recluido en distintos domicilios de los que prácticamente no salía, dependiendo de terceras personas para que le suministraran alimentos y otros objetos de primera necesidad

Además, dentro de los inmuebles había ido acumulando una relevante cantidad de armas y objetos peligrosos que le fueron localizados e intervenidos en el momento de su detención en la última localización donde se ocultaba, en la barriada de San Juan de Dios en la zona este de la ciudad.

Una vez que los investigadores recabaron pruebas fehacientes sobre su ubicación, se puso en marcha una operación policial en la que participó la Unidad de Prevención y Reacción para asegurar la detención. El joven se atrincheró dentro de su vivienda, donde se llevó a cabo la entrada y registro teniendo que forzar la puerta metálica del acceso principal, localizando al reclamado en una de las habitaciones del piso superior, donde se llevó a cabo su arresto.

En el registro realizado se hallaron una gran cantidad y diversidad de armas, entre las que destacan un arma de fuego oculta con la apariencia de un bastón y preparada para disparar munición tipo cartucho de escopeta de 36 mm construido totalmente de forma artesanal y un arma eléctrica con la particularidad de haber sido construida igualmente de forma manual y capaz de generar un arco voltaico de gran intensidad.

Igualmente, poseía un arma blanca tipo machete con una enorme hoja de más de 45 cm de longitud, un bote de spray de pimienta de defensa personal no autorizado por el Ministerio de Sanidad y por lo tanto prohibido y un arma metálica tipo puño americano prohibida diseñada para encajarse en la mano a la hora de golpear.

Además, en su poder se halló un cuchillo con una hoja de 19 cm de hoja y un arma de fuego simulada que aparentaba ser una pistola semiautomática junto a cuatro cartuchos de perdigones de calibre 12 y ocho de calibre 36 destinados a ser utilizados por el bastón-escopeta.