Detienen en Marbella a un fugitivo italiano con delitos económicos y financieros

Está acusado de haberse asociado en una conspiración criminal para cometer delitos relacionados con la evasión de impuestos y blanqueo de capitales
Imagen de archivo de la Policía Nacional | España Diario

 

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 43 años nacido en Roma (Italia) al tener en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) dictada por las autoridades judiciales de su país por delitos económicos y financieros. El hombre, fue localizado y detenido el pasado lunes en las inmediaciones de su residencia en Marbella (Málaga).

La investigación se inició tras recibirse información que apuntaba a que esta persona podría encontrarse en la zona de Marbella, desarrollándose un operativo para su localización y detención, que finalmente tuvo lugar en las inmediaciones de su domicilio en la mencionada localidad tras comprobar los agentes la OEDE en vigor.

Detenido cerca de su residencia en Marbella

Según la orden europea de detención, los hechos que motivaron la reclamación sucedieron entre los años 2013 y 2015. Durante este periodo, este hombre, en complicidad con otras personas, está acusado de haberse asociado en una conspiración criminal para cometer delitos relacionados con la evasión de impuestos y blanqueo de capitales.

En el grupo, cada miembro desarrollaba una tarea determinada, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado. La red constituyó y utilizó varias empresas de elaboración de papel, haciendo un uso intenso de facturas para operaciones ficticias, reclutamiento de varios testaferros, utilizando la remuneración de las facturas falsas para efectuar operaciones financieras destinadas a la ocultación de grandes cantidades de dinero procedente de las actividades criminales, dinero que era transferido a cuentas extranjeras a través del entramado societario.

Acusado de haberse asociado en una conspiración criminal

En este contexto, el fugitivo actuaba como promotor, administrador de derecho o de hecho, directa o indirectamente, de varias empresas y puso en circulación económicamente las facturas de operaciones ficticias emitidas por las empresas relacionadas con la conspiración criminal.

Además, han añadido, envió dinero en efectivo y cheques a otros asociados y reclutó testaferros que tenían que representar a la empresa administrada por él o por otros socios. Efectuó operaciones bancarias y gestionó cuentas corrientes de las empresas.

El investigado en complicidad con otros, como administrador de hecho de una de las empresas, permitió la evasión de impuestos por ingresos de IVA. Durante los años 2013, 2014 y 2015 emitió facturas ficticias por más de 25 millones de euros.

Comentarios