TEMPORAL EN DIRECTO

❄️⛔️ ALERTA CARRETERAS: La A-6, cortada por la nieve

El detenido por el asesinato de Laura Luelmo confiesa haberla matado

Tras horas de interrogatorio, Bernardo Montoya ha admitido haber acabado con la vida de la joven zamorana de 26 años tras discutir con ella
Bernardo Montoya ha confesado el asesinato de Laura Luelmo | Telecinco

 

Bernardo Montoya, detenido ayer como presunto culpable del asesinato de Laura Luelmo, ha confesado haber matado a la joven zamorana de 26 años. Según han avanzado 'El País y Antena 3, ha acabado admitido ser el autor del crimen tras varias horas de interrogatorios en el cuartel de la Guardia Civil de Valverde del Camino, en Huelva

Montoya fue detenido ayer martes, después que fuera identificado como el principal sospechoso del asesinato. Tras horas dando versiones contradictorias a los agentes de la Benemérita, ha sido de madrugada cuando ha acabado derrumbándose. 

Fuentes oficiales han confirmado que los interrogatorios habrían empezado sobre las 2:20 de la madrugada y habrían sido llevado a cabo por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) desplazados desde Madrid a Huelva. 

La golpeó, la encerró en el maletero y la intentó violar

En su confesión habría explicado que tendió una trampa a la profesora para poder realizar el crimen. El programa 'Espejo Público', citando a fuentes de la investigación, detallaba : «Me preguntó por un supermercado y la mandé a un callejón sin salida. Me monté en el coche y llegué primero al callejón», explicaba

Montoya habría relatado que mantuvo una discusión y un forcejeo LuelmoEn el transcurso de esta, la golpeó en la cabeza, la metió en el maletero de su coche donde:  «Le até las manos a la espalda y la envolví en una manta». 

En sus palabras, el presunto asesino de Laura Luelmo admite haber intentado violar a la joven: «La desnudé de cintura para abajo y traté de violarla pero pese a que estaba inconsciente no lo conseguí. Lo intenté pero nada. Juro que al final no la agredí sexualmente.»

Según su versión después huyó por miedo, abandonando a la joven aún con vida: « Luego me asusté. La saqué del coche y la trasladé como pude hasta la zona de jaras y me fui corriendo. Pero cuando la dejé allí estaba viva», para posteriormente: «De regreso a casa tiré su teléfono en un contenedor y sus zapatillas en otro».

La Guardia Civil encuentra el cadáver de Laura Luelmo. | EFE

 

Bernardo Montoya ha continuado su relato diciendo que no ha podido dormir estos días y que cuando vio que la Guardia Civil le esperava en su puerta tomó la decisión de «salir del pueblo para no volver»

Finalmente, habría dado una versión definitiva tras mantener diversas contradicciones a lo largo de la noche para desvincularse del asesinato de Laura Luelmo. Se confirma la causa desprendida por la autopsia, que dató la muerte de Laura entre el 14 y 15 de diciembre. 

La confesión se suma a las múltiples pruebas halladas  

Las palabras de Bernardo Montoya confirman las teorías de los investigadores que dudaban que Laura hubiera sido asesinada donde fue encontrada. En el lugar, se hallaron múltiples evidencias biológicas, además de huellas de pisadas y de las ruedas del vehículo del detenido.

Montoya cumplirá sus primeras 24 horas detenido este mediodía. Los agentes tienen hasta 48 horas, desde su detención, para ponerlo a disposición judicial y mantenerlo en dependencias policiales. Este hecho se podría alargar hasta las 72 horas si el juez lo estima oportuno. 

Comentarios