Detenido tras dejar morir de hambre a su hermano discapacitado y seguir cobrando su paga en Órgiva, Granada

Lo enterró en el monte para no levantar sospechas y no avisó a nadie de la muerte
Imagen de una detención de la Guardia Civil | Guardia Civil

 

El individuo de 38 años detenido por la Guardia Civil por su presunta implicación en la muerte de su hermano discapacitado en Órgiva, en la Alpujarra de Granada, consintió que muriera de desnutrición y luego lo enterró para, al parecer, seguir cobrando la pensión que recibía por cuidar de él.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, el detenido, sin antecedentes policiales, sería el presunto autor de un delito de abandono de persona incapacitada, en este caso, su hermano, con una discapacidad reconocida del 97 por ciento.

El detenido era el tutor legal del fallecido tras la muerte de sus padres. Ambos convivían en el mismo cortijo hasta que el hermano discapacitado falleció por desnutrición el pasado mes de febrero, según ha desvelado la autopsia.

Lo enterró en el monte para seguir cobrando la pensión

No avisó a nadie y decidió enterrar a su hermano en el monte, en unos terrenos junto a la finca en la que vivían, para, según apuntan los investigadores, «poder seguir cobrando la pensión que recibía por cuidar de él». Tras enterrarlo, abandonó el domicilio familiar.

La Guardia Civil recibió el 28 de febrero un requerimiento de un juzgado de Órgiva por la supuesta desaparición de la persona incapacitada judicialmente, que estaba bajo la tutela de su hermano, para que fuera localizada.

Dijo a la Guardia Civil que su hermano estaba con un tío suyo

Los agentes de la Benemérita comprobaron que no solo había desaparecido la persona incapacitada, sino también el hermano que lo tutelaba. Las gestiones realizadas desde entonces por los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Granada permitieron localizar al ahora detenido en un hostal de la localidad de Motril, en la costa de Granada.

  

Una vez localizado este individuo, al ser preguntado por su hermano incapacitado, dijo que estaba con un tío suyo en Soria. La Guardia Civil averiguó, no obstante, que era falso, ya que este supuesto tío había muerto en el año 2003.

Pusieron entonces al ahora detenido ante la evidencia de que estaba mintiendo y este acabó por confesar que «su hermano había muerto y dónde lo había enterrado». La Guardia Civil descubrió el cadáver al día siguiente, este pasado miércoles, y comprobó que este externamente no presentaba signos de violencia. La autopsia desveló después que murió por desnutrición.

Comentarios