ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La jueza del caso Julen ve indicios de homicidio imprudente

El dueño de la finca, y tío de la víctima, ha sido citado a declarar como investigado
Imagen de David Serrano, dueño de la finca dónde Julen perdió la vida. | EFE

 

La jueza encargada del caso del pequeño Julen, el niño que perdió la vida el pasado 13 de enero tras caer a un pozo en Totalán (Málaga), ha señalado que ve indicios de homicidio imprudente y por esta razón, ha llamado a declarar como investigado —anteriormente se denominaba imputado— al dueño de la finca donde se produjeron los trágicos hechos.

De esta forma, la titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga recoge la solicitud de la Fiscalía de Málaga, donde se ha pedido que se llamara a declarar como investigado por un delito de homicidio por imprudencia al dueño de la finca, David Serrano Alcaide.

 

El resto de personas citadas como testigos

Eso sí, no será la única persona que deberá prestar declaración por este suceso ante la magistrada, puesto que ha citado a más de una docena de personas, pero en este caso, en calidad de testigos y no de investigados, tal como pidió el propio Ministerio Público.

Concretamente, los testigos serán el empresario del pozo, Antonio Sánchez, el pocero que realizó la prospección por la que se cayó el pequeño de dos años de edad y que aseguró haberlo cerrado con una piedra al concluir su trabajo; los padres de Julen, José Roselló y Victoria García; y los tres senderistas que llegaron en el momento de la caída del pequeño para ayudar a los padres, entre otros.

 

Antonio Sánchez, hombre que hizo el pozo al que cayó Julen | Telecinco

 

También acudirán al Juzgado de Instrucción de Málaga a prestar declaración como testigo el maquinista que llevó a cabo la zanja en cuya extremidad se hallaba el pozo en cuestión.

Cabe señalar que está obra fue encargada por el dueño de la finca que quería hacerse una casa y ordenó rebajarse terreno de la montaña y hacer una zanja donde estaba previsto un muro de contención para evitar desprendimientos en la zona.

Además, varios guardias civiles han sido citados, entre ellos, el instructor de las diligencias de la investigación del caso Julen y dos agentes que llegaron en primer lugar a la finca nada más ocurrir el trágico suceso.

Con las citaciones y el resto de pruebas que ha solicitado el propio juzgado, la jueza pretende esclarecer toda la verdad sobre lo que ocurrió aquel pasado 13 de enero, momento en que Julen se precipitó por un pozo de 71 metros de profundidad.