Dana, la joven desaparecida en Málaga, habría sido amenazada por un prestamista

Unos audios y mensajes de WhatsApp confirmarían las presiones para que devolviera unos 15.000 euros
Su pareja cree que Dana ha huido a Rumanía | SOS Desaparecidos

 

Pasan los días y sigue el misterio sobre el paradero de Dana Leonte, la joven madre 31 años que desapareció el pasado 12 de junio de Arenas, Málaga. Las últimas palabras de su pareja y padre de su hija, Sergio Ruiz, pero, podrían dar luz al caso. Este asegura que habría recibido amenazas de un prestamista que le dio unos 15.000 euros para poder iniciar su propio establecimiento de hostelería

Según explicaba a 'El Español' el propio Sergio, este hombre llevaría presionando bastante tiempo a su pareja y reclamándole dinero. Por miedo a este prestamista, «muy conocido en Málaga», habría decidido marcharse. Explica que ha interpuesto una denuncia y que ha hecho llegar a la Guardia Civil varios audios de WhatsApp y capturas de pantalla que demostrarían las amenazas. 

Cree que ha huido a Rumanía    

La versión de la pareja de la joven es que ha abandonado España en dirección a su país natal. «Estoy seguro de que se ha marchado a Rumanía para quitarse el marrón de encima» aseguraba, añadiendo que «me dijo que iba a irse en autobús para no dejar rastro». 

En su relato ante los agentes de la Benemérita, explicó que la última vez que había visto a Dana había sido el pasado 12 de junio. Eso sí, confirmó que ella habría estado al día siguiente en el domicilio que comparten, ya que se habría llevado «1.200 euros en metálico y algo de ropa».  Esta sería la última pista que tendría sobre ella.

Ahora, Sergio, de 37 años, se ha hecho cargo de Lucía, la pequeña de siete meses fruto de su relación, con la ayuda de su familia cuando está trabajando en un almacén de material de construcción. 

Este no es el primer episodio conflictivo que han vivido Dana y Sergio en sus dos años como pareja. El nacimiento de la pequeña hice que retomaran su relación algún distanciamiento. Además, ella llegó a denunciarle por malos tratos tras una fuerte discusión delante de muchos familiares. Finalmente, aunque llegó a tener orden de alejamiento, el caso fue archivado por falta de pruebas y que el juez creyera a la hermana de Sergio, Eva, que aseguró que Dana fue realmente la agresora.