Especialistas ven «casi imposible» que Yulen esté en el pozo de Totalán, Málaga

Consideran que este tipo de perforaciones «no tienen una dirección vertical como si cayera a plomo»
Francisco Barranquero, el especialista en perforaciones que valora la situación de Yulen | El Español

 

«Me parece muy complicado que el chiquillo esté ahí». Con esa contundencia y claridad respondía Francisco Barranquero, dueño de Perfoban, a la pregunta acerca de si creía que Yulen, el pequeño malagueño de dos años, se encontraba atrapado desde hace más de 24 horas en un pozo de unos 150 metros de profundidad en Totalán.

El especialista atendió a los micrófonos de ‘El Español’ a su llegada a la pequeña localidad andaluza, donde llegó para auxiliar a los responsables del operativo de rescate. Tras haber dedicado «toda la vida» a las perforaciones en busca de agua, Francisco valora sin tapujos la situación de Yulen.

 

En ese sentido, considera «casi imposible» que el pequeño esté atrapado en el mencionado espacio. De hecho, llega a señalar a los encargados de los trabajos de rescate, de quienes considera que, en caso de sí estar Yulen en el pozo, «la búsqueda no se está haciendo bien».

 

El pozo no es totalmente vertical

Imagen del pozo por el que se cayó Yulen, de 2 años, en Totalán, Málaga | EspañaDiario

 

El principal motivo que aporta Francisco Barranquero para cuestionarse si Yulen está en el interior del pozo es que ese tipo de agujeros «no tienen una dirección vertical como si la perforación cayera a plomo». En ese sentido, considera que «en cien metros puede haber una desviación de hasta dos y tres metros hacia los laterales».

 

A eso, el especialista en perforaciones suma que «la apertura sólo tiene un palmo de anchura». Sobre eso, asegura que «en ese espacio yo he llegado a recuperar martillos». Por ello, se cuestiona: «¿Es posible que un bebé no se quede atascado y haya llegado al fondo? Ya te digo yo que eso es muy difícil».

 

Los padres aseguran haberle visto caer

A pesar de estas consideraciones, la Guardia Civil sigue desarrollando el correspondiente operativo de búsqueda, confiando ciegamente en la palabra de los padres de Yulen, quienes desataron el pánico en la localidad malagueña de Totalán, después de ver caer a su hijo por el susodicho pozo.

 

En ese sentido, Francisco aplaude la decisión, aunque recuerda que este tipo de pozos, creados «mediante rotopercusión neumática» se realizan de tal manera que «si se encuentra con un obstáculo en su camino, como por ejemplo a una roca, tiende a buscar la zona de tierra más blanda»

Por ello, el especialista se mantiene extrañado que después de «los primeros casi 80 metros» de excavación investigada «no se le haya encontrado ya», considerando que en esa longitud de perforación ya debería haberse encontrado un punto donde la caída no fuera completamente vertical.

Comentarios