Muere Carolina Cerezo, la joven malagueña que pidió que experimentaran con ella para vencer al cáncer

Solo se han detectado 40 casos en todo el mundo de este tipo de cáncer
Imagen de Carolina Cerezo, icono de la lucha contra el cáncer | @Trinitariasmlg

 

El pasado 22 de mayo nos dejaba Carolina Cerezo, una joven malagueña de 25 años que se había convertido en el icono de la lucha contra el cáncer después de haber pedido que se probaran con ella tratamientos experimentales para lograr encontrar una cura a su enfermedad rara de cáncer.

«Experimenten conmigo»

Carolina publicó su carta en el diario 'El País'. La carta llevaba como título: «Experimenten conmigo».

Algunos fragmentos de dicha carta decían así: «El cáncer interrumpió mi vida cuando iba a cumplir 24 años. No es nada fácil que a esa edad te detecten una enfermedad en la que todo es diversión y no tienes la cabeza para cosas serias».

Además, en la carta Carolina exponía que «estaba cansada» de escuchar que no existía «tratamiento posible» para su tipo de cáncer. La malagueña argumentaba que, desde el momento en el que le fue diagnosticada la enfermedad, tuvo que afrontar «múltiples recaídas, a priori letales, así como a una radical cirugía reductora».

La operación a la que fue sometida Carolina tuvo repercusiones muy serias y graves. A raíz de dicha operación perdió parte de sus aparatos digestivos y el aparato reproductor. A pesar de ello, Carolina nunca abandonó la idea de encontrar una cura «lamentando que ninguna haya sido probada en humanos».

Carolina quería que probaran con ella: «Yo quiero que prueben conmigo. Sé que mi cura está ahí fuera. No me pienso rendir hasta que agote todas las opciones». «Si hay algún tratamiento que se adapte a mí, quiero que experimienten conmigo».

Desgraciadamente, Carolina nos dejó y muchas personas de su entorno publicaron sus mensajes de condolencias y transmitieron ánimos a los allegados de Carolina mediante las redes sociales. Por desgracia, tan solo se han detectado 40 casos de personas con este tipo de cáncer en todo el mundo.