El cadáver de Laura Luelmo hallado semidesnudo y con signos de violencia

La Guardia Civil ha confirmado que el cuerpo fue encontrado entre arbustos en una zona de difícil acceso a 15 km de la última señal de su móvil
La joven Laura Luelmo sufrió una muerte violenta | SOS Desaparecidos

 

Novedades en el caso de Laura Luelmo, la joven zamorana de 26 años que desapareció el pasado 12 de diciembre en El Campillo, Huelva, y cuyo cuerpo sin vida ha sido localizado este lunes por la zona donde estaba siendo buscada por vecinos y el equipo que se encargó de la desaparición de Diana Quer. El cadáver fue encontrado entre arbustos y semidesnudo.

La Guardia Civil ha confirmado finalmente que el cuerpo localizado a las 12.00 horas por un vecino que estaba paseando por el campo pertenece a la profesora Laura Luelmo, quien había llegado al pueblo pocos días antes de su desaparición para realizar una sustitución en el instituto Vázquez Díaz de Nerva.

 


  • ATENCIÓN: Nuevo servicio de España Diario a sus lectores. Ahora te enviamos las noticias de tu provincia o ciudad, totalmente gratis al móvil. ¡Haz clic aquí y pruébalo!

 

Laura sufrió una muerte violenta

Según han informado desde la benemérita, el cuerpo de la joven ha sido encontrado, este lunes 17 de diciembre, semidesnudo y oculto entre unos arbustos. La principal hipótesis de la investigación se centra en que la profesora sufrió una muerte violenta, descartando que haya sido un accidente, pues todo indica que Laura Luelmo habría sido asesinada.

 

 

Los investigadores apuntan a que el principal sospechoso del asesinato podría ser un vecino que se fue de su domicilio justo el mismo día que Laura desapareció y, además, tiene antecedentes penales por intento de violación y asesinato, incluso por ellos cumplió una condena de 15 años y al salir de la cárcel se estableció en una casa que habían comprado sus padres en El Campillo.

 

Localizada en un punto de difícil acceso

Por otra parte, la localización del cuerpo de la joven es de difícil acceso, un lugar donde es poco probable que Laura fuera a pasear o a hacer deporte. Además, se encuentra a quince kilómetros del punto donde su teléfono móvil dejó de dar señal, por lo que los investigadores apuntan a que el sospechoso tuvo que trasladar el cuerpo de un punto a otro, pasando de nuevo por el municipio donde ambos residían y eran vecinos.

Concretamente, la presa de Campofrío fue el punto en el que el móvil de Laura Luelmo dio señal por última vez. Sin embargo, el cuerpo sin vida de la joven fue hallado a quince kilómetros, en una zona con árboles, huertos y casas desperdigadas a un centenar de metros de un camino que se encuentra a la altura del hito del kilómetro 166 de la carretera N-435 que une Huelva y Badajoz.

Comentarios