Buscan a Dana en barrancos y pozos cercanos a Arenas, Málaga

La Guardia Civil rastrea cada rincón del monte donde se encuentra el castillo árabe de Bentomiz, tras dos semanas desaparecida
Buscan a Dana en un monte cercano a Arenas, Murcia,  tras dos semanas desaparecida | Telecinco

 

Dana Leonte lleva desaparecida dos semanas, su pareja, Sergio Ruiz, denunció su desaparición el pasado 12 de junio en Arenas, municipio donde vivía y se la vio por última vez. Desde entonces la Guardia Civil ha estado buscando a la joven de 31 años y madre de un bebé de siete meses, manteniendo todas las líneas de investigación abiertas y sin que se descarte ninguna hipótesis.

Aunque ahora los investigadores están rastreando diferentes áreas de un monte cercano, donde se encuentra el castillo árabe de Bentomiz, en barrancos, pozos, zanjas y demás caminos.

Dana se habría ido en autobús hasta Rumanía

Los agentes policiales estuvieron registrando durante más de seis horas el domicilio donde vivía la pareja de Dana. En el registro tomaron muestras varias, tanto biológicas como de dos hogueras que habían sido encendidas en el exterior de la vivienda en las últimas semanas, supuestamente antes de la desaparición de Dana, según explicó Sergio.

Además, el hombre también aseguró a 'El Español' que la chica se había ido por voluntad propia porque recibía amenazas de un prestamista a quien le debía unos 15.000 euros por el negocio de hostelería, incluso ha compartido los últimos mensajes recibidos por parte de la joven.

Dana tenía miedo cuando habló por última vez con su pareja el día de su desaparición | Telecinco

 

Sergio explicó: «Estoy seguro de que se ha marchado a Rumanía para quitarse el marrón de encima», añadiendo: «Me dijo que iba a irse en autobús para no dejar rastro». A pesar de que a la Guardia Civil les dijo que la había visto el día 12, lo cierto es que al parecer la joven volvió a casa un día más tarde para «llevarse 1.200 euros en metálico y algo de ropa».

El prestamista niega estar relacionado

Por su parte, el hermano de Dana, Florin, aseguró que «cree que le ha pasado algo» porque «era muy dependiente del móvil», por lo que «les habría dicho algo». Además, los hermanos hablaron por última vez el día de su desaparición: «Me habló como siempre. No le noté nada raro ni ella me dijo nada que me alertara. Todo esto es muy extraño».

Según ha publicado el diario 'Sur', el prestamista ha declarado ante la Guardia Civil y negó estar relacionado con la desaparición de Dana: «En ningún caso la lamentable e inoportuna desaparición de Dana tiene que ver con supuestos prestamistas, más bien con que esta persona no se encontraba a gusto en su entorno social y, sobre todo, por la incomodidad que le suponía atender a su bebé. De sobra es sabido que no lo quería tener desde el momento que supo que estaba embarazada».

Algo que su hermano niega, pues para Dana «su hija Lucía era su vida» y llevaban tiempo buscando un bebé, por lo que no cree que la joven se haya ido por su propio pié.

Comentarios