La autopsia confirma que Laura Luelmo murió de un fuerte golpe en la cabeza

El informe también detalla que el crimen se habría cometido entre los días 14 y 15 de diciembre
Laura Luelmo sufrió un traumatismo craneoencefácilo
Laura Luelmo sufrió un traumatismo craneoencefácilo | Cedida

La autopsia practicada al cuerpo de Laura Luelmo, la joven maestra de 26 años natural de Zamora y desaparecida el pasado 12 de diciembre, apunta a que la causa de la muerte fue un traumatismo craneoencefálico provocado por un fuerte golpe en la cabeza. Según fuentes de la investigación, el fallecimiento se produjo entre el 14 y el 15 de diciembre.

El informe preliminar de la autopsia se ha practicado en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Huelva, a donde se habían trasladado este martes los familiares de la joven. Los investigadores de la Guardia Civil rastrean la zona cercana a El Campillo donde apareció el cuerpo para buscar indicios sobre esta muerte, ya que se baraja la posibilidad de que Laura hubiera sido golpeada con algún objeto contundente.



  • ATENCIÓN: Nuevo servicio de España Diario a sus lectores. Ahora te enviamos las noticias de tu provincia o ciudad, totalmente gratis al móvil. ¡Haz clic aquí y pruébalo!

 

Este martes por la mañana, 24 horas después del hallazgo del cuerpo y del levantamiento del cadáver ordenado ayer a las 18.40 horas, fuentes de la investigación habían señalado que la primera inspección ocular apuntaba a que la muerte se había producido por un fuerte golpe en la cabeza. El cuerpo presentaba otros signos de violencia pendientes de análisis forense.

Detenido el hermano gemelo del vecino sospechoso de acabar con la vida de Laura Luelmo

Parece ser que los investigadores cada vez estrechan más el cerco y ahora tienen un nuevo sospechoso sobre la muerte de Laura Luelmo, la joven zamorana que se trasladó hasta El Campillo (Huelva) para empezar una sustitución como profesora de Plástica.


Aunque los encargados de llevar a cabo este terrible caso intentan no dar demasiadas pistas, todas las miradas están puestas en un vecino que vivía delante de la casa que alquiló Laura y que está misma mañana ha sido detenido por la Guardia Civil.Un hombre de 50 años que llevaba varios días observándola desde su ventana y del que nadie conocía su paradero, ni tampoco el de su vehículo, un Alfa Romeo de color negro.




Comentarios