ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Agredidos dos médicos de Urgencias en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz

El timbre antipánico de la consulta no funcionó de forma correcta
Imagen de archivo del Hospital Puerta del Mar de Cádiz. | EspañaDiario.es

 

Dos médicos residentes en el servicio de Urgencias del Hospital Puerta del Mar de la capital gaditana han sido agredidos este jueves, según ha indicado el Colegio de Médicos, que ha manifestado su «consternación y repulsa» ante la agresión sufrida.

Por su parte, el Servicio Andaluz e Salud (SAS) también ha condenado los hechos y ha anunciado que está trabajando para conocer los motivos por los que el timbre antipánico de la consulta no funcionó correctamente.

En una nota, el SAS ha señalado que el Hospital Universitario Puerta del Mar activó su Plan de Prevención de las Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que incluye asistencia sanitaria y jurídica, así como apoyo psicológico, ante el episodio de violencia sufrido por profesionales de las Urgencias del centro.

Además, tanto desde el Hospital como desde la Delegación Territorial de Salud y Familias han mostrado su apoyo a estos profesionales y han recordado que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado sentencias en estos casos, castigándose con penas de uno a tres años de prisión.

Salud condena cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, dentro o fuera de un centro sanitario, recordando que bajo ningún concepto o circunstancia puede justificarse este tipo de actuaciones.

Tanto el director gerente del Hospital Puerta del Mar, como su equipo y el resto del personal del centro, se han sumado a esta condena y han mostrado su solidaridad con los compañeros afectados.

El SAS ha recordado que pone a disposición de sus trabajadores un plan de prevención con el objetivo prioritario de reducir las posibles agresiones incorporando, además de un protocolo de actuación con asistencia jurídica y apoyo psicológico, una serie de herramientas tales como cursos de formación en manejo de situaciones conflictivas, adaptaciones de locales y ubicación de profesionales y análisis de las incidencias que se producen, entre otros.