ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

URGENTE

🚨 3r muerto por listeriosis en España: 1 hombre con cáncer terminal

Agreden a una chica en Córdoba por llevar una camiseta con dos pechos dibujados

Marta volvía a casa de trabajar cuando unos chicos la increparon y la tiraron de su bici
Marta en una imagen con la camiseta que llevaba en el momento de la agresión | Instagram (@martajorrin)

 

«¿A dónde vas enseñando las tetas? ¿Qué eres una feminazi de esas?», es lo que Marta escuchó cuando se dirigía a su casa de vuelta del trabajo, en Córdoba. Tras ello, un golpe que la tiró de su bici y la hizo caer al suelo.

La chica llevaba una camiseta con dos pechos dibujados y, al parecer, unos chicos la increparon por ello y acabaron por empujarla de su bici. Así lo explicó ella con un vídeo en su Instagram y un texto junto a su publicación.

«Vuelvo a casa, cansada, después de trabajar, con mi bicicleta, disfrutando de la brisa de noche entre tanto calor del sur. '¿A dónde vas enseñando las tetas? ¿Qué eres una feminazi de esas?'», escribe en la publicación.

 

 

En el vídeo pueden verse las heridas y magulladuras sufridas por la caída, supuestamente provocada por el empujón de los chicos. «Noto como corren detrás de mí, gritando cosas y justo cuando creía que me habían dejado tranquila, un golpe me tira por un terreno arenoso, arañando mi cara y mi cuerpo, arañando mi espíritu y mi alma. Golpeando mi pómulo, mi brazo, mi pierna cicatrizada», añade la joven.

«Impotencia, rabia y humillación»

Marta ha explicado, en una entrevista a la web ‘Yasss’, cómo se sintió después de lo sucedido: «Cuando caí al suelo no pensé, no sabía cómo reaccionar, no sabía siquiera si lo que había pasado era real. En ningún momento sentí miedo, sentí impotencia, rabia, humillación, pero no miedo», explica.

«Al acabar la agresión yo me levanté, me sacudí el polvo como pude y me volví a subir a la bicicleta. Fue al llegar a casa, antes de subir, en la calle, cuando me paré a pensar lo que había pasado y me detuve a mirarme. Estaba llena de arañazos, había sangre, hinchazón... Fue entonces cuando grabé el vídeo», añade.

Según la propia chica ha explicado, tras publicar el vídeo no dejó de recibir mensajes de apoyo de mucha gente, en su gran mayoría chicas, entre ellas la diseñadora de la camiseta por la que fue agredida la chica, Lara Padilla.