Verónica, la profesora de Valladolid que enseña el cuerpo humano por dentro con un disfraz

Asegura que se ha disfrazado anteriormente para sus clases de historia
El disfraz de Verónica ha revolucionado las redes sociales | Twitter

Los profesores que dejan huella en nosotros son aquellos que se atreven a romper los moldes de la educación tradicional, los que innovan para que el mensaje y el conocimiento lleguen directos a sus alumnos. Verónica Duque, de 43 años y residente en Valladolid, lo ha conseguido. Su clase de anatomía ha causado furor en redes sociales, y ha servido de inspiración para centenares de profesores en España.

Verónica vio por casualidad el disfraz el AliExpress, un traje en el que se pueden ver los músculos, órganos y arterias del cuerpo humano, y se decidió a comprarlo. Fue el pasado 13 de diciembre cuando se llevó el disfraz al colegio, entró en la clase de ciencias naturales con sus alumnos de tercero de primaria y se quitó la chaqueta ante los atónitos alumnos.

El impacto que causó entre los niños y niñas del Colegio María Teresa Íñigo de Toro fue mayúsculo, según se desprende de los gritos de sorpresa de las imágenes. El objetivo de esta profesora era que sus alumnos tuvieran muy claro cómo es el cuerpo humano por dentro, pero lo que no esperaba era que el tuit de Michael Moratinos, su marido, en el que se puede ver la clase en la que enseña el disfraz, llegara a 7.000 retweets.

No era la primera vez que se disfrazaba

Pese a la repercusión que ha generado con su clase, Verónica asegura que no es la primera vez que se disfraza para hacer que sus clases sean más entretenidos. Cuenta para ‘El Español’ que anteriormente se ha disfrazado «de pirata, de romano» o «de campesina de la edad media» entre otros, y que hay muchos otros docentes que se disfrazan en clase, aunque no lo comparten en redes sociales.

Para esta profe de Valladolid, el aprendizaje está muy ligado a la motivación, y el primero que debe estar motivado es el propio profesor. Ahora, Verónica agradece las muestras de cariño, aunque confiesa que solo se disfrazaría con sus alumnos de primaria. «Los mayores son más complejos», declara.