Trucos para evitar la formación de placas de hielo en el parabrisas

Con la llegada del frío, presta atención a estos consejos porque puede aparecer hielo en el cristal de tu coche que dificulte tu campo visual
Trucos para evitar la formación de placas de hielo en el parabrisas | España Diario

Con el invierno a la vuelta de la esquina, se acercan también las bajas temperaturas. Es probable que con el frío, pueda aparecer una capa de hielo en el parabrisas de tu coche que cubra la luna y dificulte la visibilidad.

En primer lugar, destacar que es totalmente desaconsejable conducir con el cristal cubierto de hielo ya que puedes perder mucho campo visual. Aunque parezca mentira, sigue habiendo gente que por no perder tiempo, inicia su marcha sin limpiarlo antes.

Trucos para evitar el hielo en la luna de tu coche

Antes de hablar sobre cómo quitar el hielo, trataremos algunos consejos sobre cómo evitar que se forme esa capa molesta en el parabrisas:

  1. Es aconsejable usar líquido anticongelante para rellenar el depósito del limpiaparabrisas. Por lo contrario, el frío puede congelar el agua y estropear la bomba eléctrica del sistema.
  2. Un truco de lo más sencillo es cubrir la luna con un cartón o con una manta. De esta manera, evitaremos la creación de placas de hielo y también la posibilidad de que las escobillas se queden pegadas al cristal.
  3. Aunque pueda parecer peculiar, coge una patata, córtala por la mitad y frótala contra el cristal. A continuación, limpia la luna con un papel para que no queden restos. Las propiedades del almidón impiden que el hielo se adhiera al cristal y que el vaho entre en el interior del coche.
  4. Otra técnica parecida a la de la patata es frotar el cristal con una mezcla de agua y vinagre. Consigues el mismo efecto ya que el vinagre tiene un punto de congelación de -15ºC.

Cómo quitar el hielo del parabrisas

Si ya es demasiado tarde y te has encontrado tu coche cubierto de hielo, lo mejor que puedes hacer es poner en marcha el motor y conectar la calefacción sobre la luna. En el caso de que la capa de hielo no sea muy gruesa, puedes rociar el cristal con alcohol, debido a que, igual que el vinagre, tiene un punto de congelación inferior al agua. Por lo contrario, si la capa de hielo es gruesa, puedes utilizar una rasqueta de plástico, o bien, una tarjeta o carnet que no uses porque pueden acabar dañándose. Una vez hayas conseguido eliminar la capa de hielo, pon en marcha los parabrisas para dejar limpio el cristal.

Lo que debes tener muy claro es que hay técnicas que no debes utilizar nunca. Una de ellas es accionar el parabrisas y echar agua, ya que probablemente, las escobillas estén pegadas a la luna. Tampoco es recomendable utilizar agua caliente porque puede romperse el cristal debido al drástico cambio de temperatura.