ESPAÑA DIARIO

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una ráfaga de viento provoca el pánico en un crucero, con algunos heridos

Sucedió este lunes pasado, por la madrugada, cuando el crucero se dirigía hacia las Bahamas, y el fuerte viento inclinó la enorme nave, haciendo volar sillas, mesas, cristales y personas
Imagen de una nave crucero parecido al del incidente | Archivo

 

Imagínense estar en un lujoso crucero, yendo hacia el Caribe, dejando atrás las frías costas orientales de Estados Unidos, cuando de repente un violento fenómeno meteorológico golpea el barco y durante unos minutos, el viaje se convierte en una pesadilla… Esta historia es real y sucedió hace unos pocos días entre la ruta turística de Nueva York a las Bahamas.

El crucero se topó la noche del domingo al lunes con una ráfaga de viento muy extrema que provocó el pánico a bordo el crucero, una situación de caos repentina y algunas personas heridas. El origen estaba en una borrasca con carácter tropical que se dirigía hacia el noreste, en el interior del Atlántico. Rápidamente, las redes sociales se llenaron de imágenes y opiniones de que había sucedido.

 

Sillas volando, cristales rotos y gente tumbada al suelo

Uno de los viajeros compartió fotos de como quedó la nave después del incidente, y publicó: «La nave se inclinó y el daño estaba por todas partes». Otro pasajero alucinaba cuando vio que «sillas, meas, cristales, personas salieron volando hacia un costado del barco».

 

 

 

 

La compañía del crucero explicó en una serie de tuits el motivo del incidente: «Justo antes de la medianoche del domingo 3 de marzo, el Norwegian Escape se vio envuelto en un clima inesperado, con una repentina y extrema ráfaga de viento estimada en 100 nudos (185 kilómetros por hora), lo que provocó que el barco se inclinara hacia babor».

El comunicado agregaba en otro tuit que varias personas, sin señalar el número concreto, resultaron heridas y fueron atendidas inmediatamente, y por suerte la nave no sufrió daños y continuó el viaje con el itinerario programado. El crucero llegó, tras las ‘turbulencias’, a su primer destino de Puerto Cañaveral, en Florida, el martes por la mañana.

 

 

 

Que gran susto unas noches antes, a más de uno se le atragantó el inicio del viaje. Esperamos que el incidente no haya causado ningún trauma y la experiencia sirva de anécdota cuando finalicen la estancia.