Steve, el albañil multimillonario de Sussex (Reino Unido) que quiere seguir trabajando

Steve Thomson y su mujer Lenka se mudarán a una casa más grande con sus dos hijos
Steve y Lenka, ganadores del premio de 123 millones de euros | The National Lottery

Steve Thomson y su esposa Lenka han formado un familia como otra cualquiera en Sussex ( Reino Unido). Viven en una casa adosada con tres habitaciones y tienen dos hijos, de 10 y 15 años. Él tiene una empresa de construcción donde trabaja como albañil y ella se gana la vida en una tienda 24 horas. No obstante, esa normalidad se rompió durante la tarde del pasado 19 de noviembre.

Steve y Lenka encendieron el televisor para ver si habían rascado algo de los 135 millones de euros que estaban en juego de la lotería de Euromillones. Cuál fue su sorpresa cuando descubrieron que se habían convertido en la familia más rica de todo el condado. No menor fue la sorpresa de los clientes de Steve, cuando éste les llamó para decirle que, a pesar de que se acababa de convertir en multimillonario, no tenía intención de dejar el trabajo a medias.

«Vamos a ser prudentemente generosos»

122,7 millones de euros no han sido suficientes para cambiar el estilo de vida de este matrimonio. Si bien es cierto que no pasaban penurias económicas, la familia llevaba un tren de vida discreto y Steve no quiere que eso cambie en absoluto. «Vamos a ser prudentemente generosos, no solo con la familia y los amigos, mucha personas van a beneficiarse de este premio. Todos van a tener una buena Navidad», declara el albañil para el ‘Daily Mirror’.

Por su parte, Lenka ha dejado el trabajo en la tienda y ya tiene planes para gastar una pequeña porción del dinero: mudar la familia a una casa un poco más grande. Eso sí, al día siguiente, el miércoles 20 de noviembre, Steve cogió su cinturón de herramientas y salió de casa dispuesto a seguir trabajando. «No voy a colgar mi cinturón de herramientas, definitivamente no lo haré», declara.