Imagen de un boleto del Euromillones

La sorprendente reacción de un panadero español al ganar 121 millones en la lotería

El afortunado millonario hizo lo que ninguno de sus vecinos se podía imaginar tras ganar tal fortuna

Nunca se sabe cuál es la historia que habrá detrás de la próxima persona en ganar la lotería, hasta que toca, claro. Lo mismo puede ser un vecino, un banquero o… el panadero del pueblo. Es el afortunado caso de Francisco, un hornero andaluz que ganó la inimaginable cantidad de 121 millones de euros. Lo que hizo tras ingresar tal cantidad de ceros en su cuenta dejó a sus vecinos sorprendidos.

Pasó en 2011; Francisco, natural de Pilas (Sevilla), acompañaba a su amigo a la Administración de Lotería y se probó a echar él también suerte jugando al Euromillones. Seguramente fue la mejor decisión que Francisco haya podido tomar, pues a los pocos días se anunciaba el número ganador y este panadero se convertía en millonario.

Sus vecinos se quedaron sin palabras por lo que hizo tras ganar el bote

Tras ganar al azar y con 121 millones de euros más en su bolsillo, Francisco desapareció durante varias semanas de su pueblo. Sus vecinos ya se imaginaban que con tal cantidad de dinero ya jamás volvería allí. Contra todo pronóstico, el afortunado regresó a Pilas y compartió parte del bote con sus seres queridos. Gracias al dinero, su padre pudo cerrar al fin la panadería.

Diferentes tipos de pan
El afortunado cambió sus panes por 121 millones de euros | Getty Images

Con tal patrimonio, Francisco tenía la opción de irse a vivir a cualquier parte del mundo, que estuvo recorriendo tras ganar el bote. Sin embargo, volvió para quedarse en su pueblo de origen, donde humildemente había trabajado su vida, y donde aún sigue reside a día de hoy con su familia.

La mayoría de los ganadores de lotería acaban en banca rota en pocos años

La fortuna se esconde en una remota posibilidad a la que muy pocos llegan a rozar. Sin embargo, los que sí consiguen burlar a la suerte y se hacen con un bote millonario en la lotería, muchas veces acaban peor de lo que estaban. Según el Fondo Nacional para la Educación Financiera (NEFE), el 70% de las personas que reciben una cantidad muy grande de dinero de forma repentina, acaban perdiéndolo a los pocos años.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Actualidad

Además, varios estudios internacionales han llegado a la conclusión que los beneficiarios de altas cuantías de dinero tienen más probabilidades de declararse en banca rota a los tres años de recibir el botín. Tal vez por eso, la humildad y una correcta gestión del dinero, como la del caso de este afortunado panadero, sea la mejor opción cuando nos toque ser millonarios.