Vídeo: Salvan la vida a un pájaro que se tragó un teléfono móvil por error

El animal engulló el móvil después de robárselo a una mujer, creyendo que se trataba de un pez

Imagen de un pelícano
El animal engulló el móvil después de robárselo a una mujer | Archivo

Los animales cada vez están más acostumbrados al hombre y esto provoca cambios en su comportamiento. Esta vez ha sido un pelícano el que se ha visto engañado por nuestra tecnología. El animal, tras arrancar un teléfono móvil de la mano de una mujer, se lo trago pensando que era un pez.

Gracias a los especialistas de un centro de conservación de animales del sur de Florida (EE.UU.), el animal ha sido asistido de inmediato y le han salvado la vida. De hecho, al ver al pájaro en apuros, la mujer usó otro teléfono para llamar al Centro de Rehabilitación de Aves Silvestres de los Cayos de Florida.

Los especialistas se desplazaron hasta el puerto deportivo de Upper Keys y llevaron al pelícano, de corta edad, según el Miami Herald, al hospital del Centro, a 120 kilómetros al sur de Miami.

Emma McCarthy, una interna del centro para el cuidado de las aves, y el técnico del hospital Adam Manglitz, trabajaron juntos para extraer el teléfono del estómago del ave, algo que lograron con éxito.

Una ‘operación’ con éxito

En un video presentado por la institución se observa cómo la joven McCarthy introduce su brazo derecho hasta el hombro por la boca del pelícano, que no ofreció resistencia, hasta dar con el celular.

«Estaba cubierto de trozos de pescado y gusanos, por lo que era bastante desagradable», dijo Jordan Budnik, director ejecutivo del centro, quien agregó que el aparato no estaba funcionando en ese momento.

Los pelícanos tienen grandes esófagos y estómagos, por lo que elegir un miembro del personal con manos pequeñas, como McCarthy, para alcanzar el teléfono fue una opción preferible antes de anestesiar al animal.

«La alimentación en la vida silvestre tiene consecuencias continuas a largo plazo, como hacer que los animales se acostumbren a estar cerca de los humanos, algo que cambia su comportamiento natural y los pone en peligro», alertó Budnik.


Comentarios

envía el comentario