Montaje con foto del niño fallecido

Simon, el niño de 6 años fallecido por la mordedura de una serpiente

Fue atacado por una serpiente de cascabel y murió días después en el hospital

La serpiente de cascabel es una de las más temidas de su especie por el poderoso veneno que almacena en sus colmillos. Uno de estos ejemplares ha causado la muerte de un niño de 6 años en un parque natural de Estados Unidos. La víctima ha sido identificada como Simon Curret.

Los hechos ocurrieron el pasado martes 5 de julio, en el parque natural de Bluestem Praire, en Colorado. Simon salió a dar un paseo con la bici junto a su padres y sus hermanas. Pero lo que tenía que ser una apacible excursión en familia se convirtió en una pesadilla con trágicas consecuencias.

La policía está investigando este inusual suceso que ha copado las portadas de la prensa internacional. La serpiente de cascabel es un tipo de víbora muy venenoso, pero vive en paisajes muy áridos y alejados de la especie humana. El pequeño Simon tuvo la mala suerte de tropezarse con una de ellas.

Mordido por una serpiente de cascabel

Simon, su padre y sus hermanas estuvieron durante horas pedaleando en este desértico parque de Colorado. En un momento dado, el niño se detuvo para beber agua y fue entonces cuando se desencadenó la tragedia. El pequeño realizó la parada en un lugar apartado de su familia.

Foto del niño Simon Curret
Simon Curret, el niño fallecido en este suceso inusual | Cedida

Su padre y sus hermanas escucharon de repente los gritos del niño al encontrarse con una serpiente de cascabel. El hombre acudió en ayuda de su hijo y lo encontró en el suelo, con síntomas de haber sufrido la mordedura de una serpiente. Ahí empezó una carrera a contrarreloj para salvarle la vida.

El problema es que se encontraban en una zona sin cobertura, y tuvieron que correr hasta el pueblo más cercano. El padre corrió con su hijo en brazos hasta encontrar la civilización. Allí pudieron llamar a las emergencias, y trasladar al pequeño urgentemente hasta un hospital cercano.

Su hermana también resultó herida

Simon entró en el hospital infantil de Colorado en estado grave, por la mordedura de esta serpiente venenosa. Estuvo cinco días luchando por su vida, pero finalmente murió debido a las lesiones internas. Su hermana también necesitó asistencia médica, ya que empezó a convulsionar.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

La niña recibió el alta médica, pero pocos días después tuvo que afrontar la muerte de su hermano. La familia del niño está destrozada por la inesperada pérdida del pequeño a tan corta edad. Han abierto una página de donaciones para los gastos hospitalarios de sus hijos y el funeral de Simon.

La policía abrió una investigación para esclarecer las circunstancias de este suceso, que apunta a un hecho accidental. Aun así, las autoridades han recordado los peligros de pasear por este tipo de parques alejados de la civilización. Sobre todo cuando se va en compañía de menores.

La peligrosa serpiente de cascabel

La serpiente de cascabel es un reptil de la familia de las víboras con un potente veneno. Suele vivir en el continente americano, en las zonas más cálidas y áridas como los parajes desérticos. Se caracteriza por el sonajero que tiene en el extremo de su cola, con el que produce un curioso sonido.

Foto de una serpiente de cascabel
La serpiente de cascabel es un animal muy peligroso | Archivo

Este tipo de víboras se considera la serpiente más venenosa de Norteamérica. Su picadura provoca parálisis, hemorragias internas, necrosis y parada cardíaca con resultado final de muerte. Existe un antídoto que puede revertir los efectos del veneno, pero debe ser aplicado inmediatamente.

El problema de estas serpientes es que viven alejadas de la civilización, y las mordeduras suelen producirse en lugares aislados. Como sucedió con Simon, cuando la víctima llega al hospital ya suele ser demasiado tarde. Es importante conocer las medidas de prevención y saber cómo actuar ante su mordedura.

Serpientes venenosas en España

En España hay cinco especies de serpientes venenosas, aunque la mayoría no suelen ser amenazantes para la vida. La más grande y venenosa es la víbora áspid, que se encuentra en la parte nororiental del país, en los Pirineos. Se la reconoce por el hocico levantado y la cabeza triangular.

La víbora venenosa más frecuente en la península ibérica es la hocicuda. Es la que más ataques a humanos produce, pero su veneno es el menos tóxico de los tres tipos de víboras que hay en nuestro país. Está repartida por toda la geografía y suele vivir en matorrales, bosques y zonas rocosas.

El otro tipo de víbora es la cantábrica, que suele morar en los claros y caminos y tiene un veneno de potencia media. Otra serpiente venenosa en España es la culebra bastarda, aunque su veneno es menos potente que el de la víbora. También está la culebra cogulla, con un veneno poco peligroso.