Un sevillano encuentra la mejor excusa para librarse de ser mesa electoral

Este ciudadano antepuso un partido del Betis al nacimiento de su hija, y busca hacer lo mismo con las elecciones del 10-N
Imagen de la carta propuesta a la Junta General Central | España Diario

La nueva cita electoral del 10-N viene acompañada, una vez más, de los problemas que supone presidir una mesa para aquellos elegidos. Con el objetivo de librarse de este cargo, algunos han buscado excusas de lo más innovadoras.

Dos semanas antes de un nuevo domingo electoral, la excusa de un ciudadano sevillano socio y aficionado al Betis se ha hecho viral en Twitter, hasta el punto de recibir 1.600 ‘retuits’ y 2.7000 ‘me gusta’. Para intentar convencer a la Junta Electoral, ha hecho cuatro trabajadas alegaciones.

En la primera de ellas, expone el importe que le ha costado el abono del partido: 330 euros. «Fue adquirido con anterioridad al nombramiento cuya excusa se solicita, circunstancia esta que viene repitiéndose en el tiempo desde la temporada 1994-1995, hace más de 25 años, como se acredita con el número de socio 3.498», afirma el sevillano.

En su segunda alegación, el aficionado al Betis habla de lo especial que es el partido que se va a disputar ese domingo y lo cataloga como «uno de los encuentros de mayor relevancia, coste y significado de toda la temporada».

En la tercera, y más larga alegación, se declara como «defensor a ultranza de la Carta Magna y cumplidor celoso de los deberes civiles», y que por ello, «si la celebración de las Elecciones Generales no coincidiera con la fecha fijada con el encuentro deportivo, estaría orgulloso del nombramiento como Presidente de la Mesa Electoral».

«El Betis es como una religión»

«No puede más que decantarse por el partido de su equipo, el Betis, equipo al que ha antepuesto en circunstancias únicas y de trascendente importancia a lo largo de su vida, tales como la fecha en la que contrajo matrimonio o el nacimiento de su primera hija, al que no asistió por estar en un encuentro deportivo», manifiesta el firmante, quien afirma que para él el Betis «es como una religión».

El hecho de considerar a su equipo como una religión, es suficiente para que pueda citar el artículo 2.2 de Instrucción 6/2011, de 28 de abril, de la Junta Electoral en que se expone que se podrá alegar una ausencia en caso de que «la pertenencia a confesiones o comunidades religiosas en las que el ideario o el régimen de clausura resulten contrarios o incompatibles con la participación en una mesa electoral».

Asegura que sería el primer partido de estas características que faltaría en más de 25 años. En la cuarta y última alegación, reitera el tema económico y la pérdida que supondría no acudir al fútbol.

 

Comentarios