Las sepias, igual o más listas que los perros

Estos animales son tan listos como los perros, sabiendo si deben comer más o menos durante el día si por la noche van a comer su plato preferido, los camarones

Imagen de una sepia común
Las sepias son algunas de las criaturas más raras del planeta con cerebros sofisticados | archivo

Los cefalópodos, entre los que se encuentran las sepias, son algunas de las criaturas más raras del planeta, con cerebros sofisticados que se acercan en complejidad al de los perros. Ahora, un nuevo estudio, publicado este martes en «Biology Letters», viene a reforzar la idea de su sofisticación.

Cuando las sepias saben que los camarones, su comida favorita, estarán disponibles por la noche, comen menos cangrejos durante el día. Esta capacidad para tomar decisiones basadas en expectativas futuras revela habilidades cognitivas complejas.

«Fue sorprendente ver la rapidez con la que las sepias adaptaron su comportamiento alimenticio: en solo unos días supieron si era probable que hubiera camarones por la noche o no. Este es un comportamiento muy complejo y solo es posible porque tienen un cerebro sofisticado», afirma Pauline Billard, del Departamento de Psicología de la Universidad de Cambridge y Unicaen, Francia, y autora principal del informe.

Lo bueno, para el final

El comportamiento de búsqueda de las sepias se puede describir como selectivo u oportunista. Cuando los investigadores proporcionaron a ejemplares de sepia común europea, Sepia officinalis, un camarón cada noche, se volvieron más selectivas durante el día y comieron significativamente menos cangrejos. Pero cuando se les proporcionó camarones al atardecer de forma aleatoria, se volvieron oportunistas y comieron más durante el día.

La provisión aleatoria de camarones al atardecer significaba que las sepias no podían predecir si su comida favorita estaría disponible para la cena todos los días, por lo que se aseguraban de que tenían suficiente para comer durante el día. Cuando las condiciones cambiaron, las sepias cambiaron su estrategia de búsqueda de alimento rápidamente.

Al aprender y recordar los patrones de disponibilidad de alimentos, las sepias optimizan su actividad de alimentación no solo para garantizar que comen lo suficiente, sino también para asegurarse de que comen más de los alimentos que prefieren.

Este punto es muy curioso, porque las sepias comen una amplia variedad de alimentos, incluidos cangrejos, peces y calamares, dependiendo de lo que esté disponible. A pesar de una dieta tan generalizada, muestran fuertes preferencias.


Comentarios

envía el comentario