Recompensa de 20.000 dólares por encontrar al asesino de delfines en Florida

Varios delfines han sido encontrados con heridas fatales en diferentes lugares del estado. Su caza o matanza conlleva a penas de hasta un año de prisión en EE.UU.

Imagen de un delfín maltratado
Varios delfines han sido encontrados con heridas fatales en diferentes lugares en Florida | NOAA

Las autoridades estadounidenses buscan a los autores de los golpes, cortes y disparos que acabaron con la vida de dos cetáceos ofreciendo una recompensa de hasta 20.000 dólares a quien ayude a encontrar a los responsables, según ha informado la Administración Nacional de la Atmósfera y los Océanos (NOAA).

Los ejemplares muertos han sido encontrados en los últimos días en la costa de Florida y muestran signos evidentes de haber sido golpeados y heridos mortalmente con un cuchillo y por impactos de bala. 

De acuerdo con las autoridades, la semana pasada biólogos de la Comisión de Vida Silvestre de Florida encontraron un delfín muerto en Naples, con una herida fatal que parecía de una bala o un objeto afilado.

Durante la misma semana, expertos de la organización ‘Emerald Coast Wildlife Refuge’, recuperaron otro delfín, con un agujero de bala, en las costas de Pensacola. En mayo del 2019, también fue encontrado otro delfín muerto con una herida de un objeto punzante en su cabeza, en la isla Captiva, en Florida.

Los biólogos creen que estos casos pueden estar relacionados con personas que alimentan a los delfines salvajes, pues estos aprenden a relacionar a la gente y las embarcaciones con comida.

De esta forma se pueden presentar situaciones en los que los delfines pueden sufrir impactos fatales contra los botes y actos en que los hieran intencionalmente, entre otros. Los funcionarios de NOAA ha puesto a disposición de los ciudadanos un teléfono para dejar avisos y señalan que los ciudadanos pueden ofrecer pistas también de forma anónima.

Desde 2002, al menos 29 delfines (incluidos los localizados ahora) han quedado varados en la costa del sudeste de Estados Unidos con señales de haber ser sido dañados por humanos, en especial con disparos o golpes mortales con arpones, flechas o cuchillos.

Las infracciones de esta normativa pueden ser enjuiciadas civil o penalmente, y los responsables pueden ser multados con hasta 100.000 dólares y penas de un año en prisión.


Comentarios

envía el comentario