Imagen de un boleto del Euromillones

Buscan al ganador del Euromillones: miles de euros sin recoger y fecha de caducidad

Tiene un plazo máximo de seis meses para cobrar el premio

Casi 100.000 euros siguen esperando a su dueño. El sorteo de Euromillones del pasado martes, 14 de junio, dejó en el Reino Unido dos ganadores de un premio de 98.430 euros. Uno de ellos sí recogió el premio. Pero la sorpresa fue que el otro ganador del premio todavía no se ha personado para reclamar su importante cantidad. 

En el boleto, comprado en Mid Suffolk, el ganador acertó los cinco números  (2, 7, 27, 34 y 40) y una de las dos estrellas (3 y 11). Y ojo, porque ahora empieza la cuenta atrás: el ganador tiene un período de seis meses para cobrar el boleto ganador. Es decir, tiene hasta el 11 de diciembre para ganar los casi 100.000€. 

En España, pero, el período sería más límite; pues aquí tan solo tienes un plazo máximo de tres meses para reclamar un boleto ganador de Euromillones.

Euromillones y sus historias

Claro está que el Euromillones es uno de los premios más deseados de la faz de la tierra. Es como una especie de tesoro escondido.  Y, como buen tesoro escondido, esconde algunas de las mejores historias jamás contadas. Bien, como mínimo, esconde algunas de las historias más curiosas jamás contadas. 

Como, por ejemplo, la que acaeció hace un mes en Inglaterra. Atención, no tiene desperdicio. Una joven universitaria de 19 años perdió un premio de Euromillones que había ganado por no tener suficientemente saldo en su cuenta. Sí, es triste, pero verídico. ¿El resultado? Perdió 212 millones de euros. 

Rachel Kennedy, una universitaria inglesa, llevaba cinco meses jugando a la misma combinación. Los números eran los siguientes: 6, 12, 22, 29, 22, 6, 11. Finalmente, pero, todo se fue por el garete. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Actualidad

Días después, la misma Rachel confesó que estaba "destrozada" por algo que le "rompió el corazón". "Estaba en la cima del mundo cuando pensé que había ganado, pero cuando descubrí que no, me quedé devastada. Liam, mi novio, en realidad estaba más molesto que yo por lo sucedido", añadió. 

Ahora pues, seguramente, Rachel Kennedy cambiará su estrategia de juego: si apuesta, tendrá —seguro— saldo en su cuenta.