Yassine

Yassine, el yihadista de 26 años que ha matado a un sacristán en Algeciras

El atacante ha herido también a varias personas durante su paso

Hoy es día negro en Algeciras. Ayer por la tarde, un joven de origen magrebí sembró el pánico en la Plaza Alta de la ciudad. Yassine Kanza, de tan solo 26 años, mató a machetazos al sacristán de la iglesia de La Palma tras herir gravemente a un sacerdote salesiano.

Al grito de "Alá es grande", el atacante entró en varias iglesias concurridas de la ciudad. Allí, según señalan las fuentes, comenzó a derribar imágenes religiosas, crucifijos y velas. Pero ese no era su objetivo.

Yassine Kazan quería llegar al párroco, quien se encontraba dando la bendición al final de la misa. El joven, vestido con una chilaba larga y oscura, portaba en sus manos un machete de grandes dimensiones con el que ejecutó su plan. La Audiencia Nacional ha abierto una investigación por delitos de terrorismo.

Cronología de lo sucedido

Los hechos ocurrieron pasadas las 19:00 de la tarde en pleno centro de Algeciras. Yassine Kazan irrumpió en primer lugar en la iglesia de San Isidro. Allí, el sacerdote Antonio Rodríguez Lucena, salesiano ya jubilado, se enfrentó al atacante. 

Mientras le instaba a marcharse, el asaltante le asestó un machetazo en el cuello. Rodríguez Lucena tuvo que ser operado de urgencias en el hospital al entrar con pronóstico grave pero estable. Según ha informado el alcalde en el programa de Espejo Público, el sacerdote podría recibir el alta a lo largo del día de hoy. 

El segundo ataque se produjo a penas a 500 metros del primero. Kazan se trasladó tranquilamente hasta la Plaza Alta y entró en el templo principal; la iglesia mayor de Nuestra Señora de La Palma. En ese momento, los feligreses recibían la bendición del final de la misa. 

El atacante irrumpió en el templo profiriendo gritos en árabe hasta llegar al altar mayor. El sacristán de la iglesia, Diego Valencia, se encaró al presunto autor de los hechos, recriminándole su actitud y obligándole a marcharse. Momento en el que Yassine Kazan le asestó una puñalada en el abdomen. 

Valencia intentó huir como pudo, mientras el atacante seguía en el interior de la iglesia. Allí, según cuenta el alcalde, en la parte superior del templo se encontraban impartiendo catequesis a un grupo de niños. La catequista se puso de rodillas ante Kazan, suplicándole que no la matara. 

En ese momento, el agresor salió corriendo de la iglesia para perseguir al sacristán herido. Finalmente consiguió alcanzarlo casi en el centro de la plaza. Al atraparlo volvió a darle un machetazo, pero esta vez en la cabeza, siendo lo que acabó con su vida.

Tras matarlo se dirigió hacia otro templo cercano al lugar, al que no pudo acceder al estar cerrado. Finalmente, el joven fue capturado por la Policía Local de Algeciras y está en los calabozos de la comisaría de la ciudad.

El cura de la iglesia de La Palma asegura que "esa muerte iba para mí". Pero asegura que al no encontrarse en ese momento en el templo el agresor lo confundió con el sacristán que también "es un hombre mayor".

Policías investigando el atentado en Algeciras
El sacristán intentó huir | EuropaPress

La investigación sigue abierta 

Según fuentes policiales, lo más probable es que se trate de un lobo solitario. Sin embargo, el Ministerio del Interior todavía no se ha manifestado y prefiere no atribuir aún la agresión a un móvil concreto.

El Juzgado central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional ha abierto diligencias para investigarlo como un posible delito de terrorismo. 

La llamada de una vecina de la localidad fue lo que alertó de lo sucedido. Nada más conocerse, se despegó de inmediato un amplio dispositivo policial que ayudó a la rápida detención del presunto agresor. Efectivos de la Policía Local, Policía Nacional y servicios sanitarios atendieron a víctimas y heridos.

Yassine Kanza había entrado en España de forma irregular y tenía una orden de extradición que aún no se había efectuado, según confirman fuentes de la investigación. 

De confirmarse que lo sucedido haya sido un ataque yihadista, podría considerarse como el primer ataque incurrido por un lobo solitario desde 2021. 

El Ayuntamiento de Algeciras ha decretado un día de luto oficial y las banderas de los edificios municipales ondean a media asta. A las 12:00 se ha convocado una concentración de repulsa a las puertas del templo principal de la ciudad, que se encuentra en la Plaza Alta.

Logotipo de la aplicación WhatsappNOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para recibir GRATIS los sucesos de España en WhatsApp