El motivo por el que los contagios se disparan en las discotecas de España

Todo lo que se sabe sobre los pinchazos a mujeres en discotecas de España

Ascienden a 17 el número de denuncias por esta práctica en locales de ocio nocturno

El aumento de casos de pinchazos a mujeres en locales de ocio nocturno de España se ha convertido en tema estrella de estos últimos días. Ascienden a 17 el número de personas que han denunciado ser víctimas de este método de sumisión química. Hasta el momento, todas las denuncias han tenido lugar en Cataluña, aunque ya se están investigando dos posibles casos en el País Vasco.

Según han informado los Mossos d'Esquadra, del total de las 17 agresiones denunciadas a día de ayer, 16 son a mujeres. En este sentido, la policía catalana está trabajando para determinar qué hay detrás de esos pinchazos y conocer si se ha inyectado algún tipo de sustancia a las víctimas.

Plano general de un local de ocio nocturno
De momento, no se ha podido determinar si se ha inoculado algún tipo de líquido a las víctimas | Canva: Mihailescu

17 denuncias por pinchazos en locales de ocio nocturno de España

Cataluña ya suma un total de 17 denuncias en tan solo una semana por este tipo de agresión en discotecas, aunque ya son 18 los presuntos casos que están bajo investigación de la policía catalana. El último ha tenido lugar esta pasada noche en Girona, donde una chica ha declarado haber notado un pinchazo en un local del centro de la ciudad, cerca del río Onyar.

La víctima acudió al Hospital Universitari Doctor Josep Trueta de Girona y los Mossos d'Esquadra le han tomado declaración esta misma mañana, así que ya está en marcha la investigación.

Aunque no es la única, otras jóvenes de Cataluña también han denunciado ser víctimas de esta práctica a través de las redes sociales. En los mensajes que compartían las chicas aseguraban “sentir escozor”, “una picazón fuerte” y/o síntomas repentinos como mareos, desorientación, cansancio y sueño.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Actualidad

Las autoridades piden calma a la población

Tània Verge, consejera de Igualdad y Feminismo de la Generalitat de Cataluña, ha pedido “mantener la calma” ante el miedo que se ha ido extendiendo por las redes sociales. “Es importante recordar que, en los casos denunciados de pinchazos, no se han producido agresiones sexuales”, ha añadido Verge.

La consejera ha expuesto que desde la Generalitat se ha intensificado la vigilancia policial y también se han actualizado los protocolos sanitarios para atender de forma adecuada a las víctimas.

Además, ha puntualizado que “la sumisión química más frecuente es la oportunista, aprovechando la falta de consentimiento para usar alcohol o drogas”. “Cero complicidad con colegas que utilizan drogas o alcohol para acercarse a alguien. No es un juego, es un delito grave”, añadía.

“Si identificas una conducta sospechosa, o ves a una persona que no se encuentra bien, avisa a los responsables del local o del punto lila”, deslizaba Verge en un hilo de Twitter hablando sobre la situación.

Se desconoce si se ha inyectado algo a las víctimas

A día de hoy, las autoridades no han encontrado restos suficientes en las muestras recogidas a las víctimas de los pinchazos. Por este motivo, se recomienda que las víctimas acudan cuanto antes a un centro sanitario para poder determinar si se ha inyectado alguna sustancia y cuál.

Laura Urda, la técnica de Igualdad en el Equipo Ágora, ha señalado que las horas posteriores a recibir la punción son clave. “Estas sustancias que inyectan tienen una vida muy corta en sangre. Entonces, cuando la víctima día siguiente es consciente de que no se encuentra bien, que tiene síntomas como sueño, lagunas y acude al hospital, es muy difícil detectar en la sangre”, determinaba.

La patronal catalana de ocio nocturno también se ha pronunciado y ha hecho un llamamiento a la calma. “Se tiene que mantener la calma, no hay una oleada de casos como se ha dicho. Son casos puntuales. Es perfectamente seguro salir de noche en espacios legales y, además, nosotros no bajamos la guardia”, señala Joaquim Boades, secretario general de FECASARM.