Una malagueña pierde los pechos tras recetarle en el hospital un gel que empeoró su cáncer

La mujer ha sido indemnizada por la Clínica Adeslas Málaga por no detectar la gravedad del problema

Imagen de una mujer con el pecho operado tras sufrir un cáncer de mama
La mujer tuvo que ser intervenida hasta siete veces y sufre metástasis como consecuencia | España Diario

Una mujer de Málaga perdió los dos pechos tras sufrir un cáncer de mama, pero en su caso la perdida se debió a una cadena de errores médico. Los hechos se iniciaron en el año 2013 cuando la víctima acudió a la Clínica Adeslas Málaga por uno «dolor-picor» en la mama izquierda. Su ginecólogo aseguró que solo tenía quistes benignos y le recetó un gel para aliviar el dolor.

La afectada se enteró, tiempo más tarde, que sufría un cáncer de mama agravado tras utilizar el medicamento recetado. Fue en Canadá, donde la afectada se había mudado para estudiar, dónde la alertaron del peligro del gel que estaba usando, según informa ‘El Mundo’. A partir de ese momento, tuvo que someterse a siete cirugías y tratamientos de quimioterapia, por lo que finalmente perdió los dos pechos y desarrolló metástasis por los siete meses que estuvo sin ser consciente de la grave enfermedad que padecía.

La afectada asegura haber vivido un infierno

La misma afectada asegura haber vivido un infierno que sigue sufre y destaca que aún es más grave que no se detectara sabiendo que tenía antecedentes familiares de la enfermedad. Ella misma asegura que «llevo cinco años prácticamente encerrada en mi casa, con grandes dificultades para moverme. Es muy injusto lo que te puede provocar que un profesional no haga bien su trabajo».

Por ello, la víctima llevo a la clínica a juicio y la sentencia ha dictado que la empresa deberá indemnizar a la afectada con 137.426 euros. La magistrada ha destacado que la tardanza del diagnóstico ha supuesto «una pérdida de oportunidades de supervivencia».


Comentarios
Carmen
En medicina pienso, que es fundamental la experiencia , por lo que es más fácil cometer un error cuando hace poco que ejerce. Normalmente a los médicos se les jubila a los 70 años. Llenos de sabiduría, pero...... con la vejez que quita vigor.

envía el comentario