Un hombre pierde parte del cuello y de la espalda a causa de un melanoma

Se ha sometido a cuatro intervenciones quirúrgicas
Imagen de Ryan Glossop que ha compartido en las redes sociales | Ryan Glossop - Redes Sociales

Un ciudadano australiano, Ryan Glossop, se sometió a varias operaciones para eliminar el melanoma, un tipo de cáncer de piel que se desarrolló a partir de un lunar que tenía en el cuello. A raíz de las operaciones, Ryan ha perdido gran parte de la piel del cuello y de la espalda.

Durante el mes de noviembre del año anterior, Glossop empezó a preocuparse por un lunar que le había salido en la parte de la nuca. Tras pasar tres veces por el quirófano, para tratar de extirparlo, los doctores observaron que las áreas cercanas afectadas volvían a ser extrañas, es decir, no se correspondían al estado que deberían tener tras someterse a las intervenciones quirúrgicas.

Este último mes de mayo pasó por cuarta vez por el quirófano y le extirparon una mayor área de piel. Le extirparon 40 centímetros de largo y 8 de ancho de la piel de las piernas para realizarle un injerto, según ha informado ‘Yahoo News’.

Ryan ha declarado que: «Pasar por eso fue aterrador al principio, pero luego, una vez que dijeron: ‘si podemos hacer este injerto de piel, creemos que estarás curado’, fue más importante lidiar con el hecho de que tendría cicatrices bastantes significativas».

La importancia del melanoma cancerígeno

Así, ha querido recalcar la importancia de los melanomas. Según ha comentado, la gente piensa que puede eliminarse con facilidad, pero puede acarrear consecuencias duras. Por ese motivo ha querido compartir su experiencia y su historia en las redes sociales.

Glossop quiere concienciar a las personas sobre la importancia de las manchas de la piel. Debemos protegernos de los rayos del sol y saber qué implica tener un melanoma.

El australiano llegó a iniciar una recaudación de fondos para una asociación, de carácter local, que pretende luchar y apoyar a aquellas personas que se vean afectadas por el cáncer de melanoma.

Comentarios